¿A qué edad dejar a los niños solos en casa?

Quedarse solos en casa forma parte del desarrollo e independencia de los hijos, pero ¿a qué edad?

por , il

    ¿A qué edad dejar a los niños solos en casa?

    ¿A qué edad puedes dejar a los niños solos en casa? Una pregunta que, antes o después, todos los padres se harán, y que incluso puede pillarnos desprevenidos cuando se produce un contratiempo, por ejemplo, quedarse sin canguro en el último momento o tener que salir por una urgencia. Lógicamente, la preocupación por su seguridad y su protección tiende a llevar a los padres a demorar la decisión de que, a partir de una determinada edad, dejar a los niños solos en casa forma parte de su desarrollo y crecimiento, siendo una manera de demostrar confianza en los hijos y potenciar su independencia y responsabilidad.

    Edad para quedarse solo en casa

    ¿A partir de qué edad? No hay una edad concreta, siendo una decisión a adoptar a medida que los padres van viendo que el niño va reclamando más parcelas de independencia. En lo que sí coinciden los expertos es en que hay que hacerlo de manera progresiva, es decir, no dejar solo al niño durante varias horas el primer día porque puede sentirse asustado. El primer paso para los niños, no obstante, es quedarse solos en su habitación, el lugar más seguro para ellos y el que les ayudará a sentirse igual en el resto de la casa.

    Hay que ir poco a poco, primero unos minutos, mientras bajamos la basura, por ejemplo; y a partir de ahí ir aumentando la duración. Es mejor que estas primeras veces se haga de día. Lógicamente hay que tener en cuenta tanto la edad (y también su personalidad), como las características de la vivienda (si se trata de un piso en un inmueble o de una vivienda única) e, incluso, el apoyo del entorno (vecinos, portero, seguridad privadad

    Hasta los 7 años, aunque se sientan independientes jugando en su habitación, todavía es pronto para dejarlos solos en casa, salvo que estén ocupados haciendo una actividad y se trate solo de unos minutos.

    Entre los 8-9 años se puede ir ampliando el tiempo, para que a partir de los 10 años no haya ningún problema en que puedan quedarse solos en casa. En cuanto a quedarse solos por la noche, es mejor demorarlo hasta los 11-12 años. Como consejo, si vamos a salir varias horas, conviene hacer alguna llamada intermedia para comprobar que todo está bien.

    Prevenir accidentes domésticos

    Hay que tener en cuenta que los niños de hoy en día son más independientes que las generaciones anteriores, siendo capaces de valerse antes por sí mismos sin la presencia de un adulto. Sin embargo, aunque nuestros hijos sean responsables, hay que pensar también en las posibilidades de que se produzca un accidente doméstico, lo que determina que a ciertas edades no convenga dejar solos a los niños. Tal y como aconsejan los expertos, a partir de los 10 años, y de igual manera que potenciamos su colaboración en las tareas domésticas (como ordenar su habitación, preparar su mochila, poner la mesa…), conviene enseñarles a confiar en ellos mismos, y eso incluye en aprender qué hacer si necesitan ayuda cuando están solos en casa (a quién llamar, a qué vecino pedir ayuda…). No se trata de que sientan temerosos de que pueda suceder algo, todo lo contrario, sino de que sientan preparados para saber cómo actuar.

    También te puede interesar: 5 consejos para mantener la casa ordenada con niños y toma nota de cómo enseñar a los niños a colaborar en casa.