Adicción al móvil: Daños para los hijos

Inseguridad, problemas de aprendizaje y falta de confianza son algunos de los daños que sufren los hijos debido a la adicción al móvil de los padres.

por , il

    Adicción al móvil: Daños para los hijos

    ¿Puede la adicción al móvil de los padres causar daños a los hijos? Los expertos en pedagogía infantil nos advierten de que, por primera vez, la adicción a los móviles y a las tecnologías entran en el grupo de las denominadas adicciones psicológicas o adicciones sin drogas. Y por tanto, sí, como cualquier otra adicción en los padres, los daños a los más pequeños de casa existen. Todos los detalles a continuación.

    Daños para los niños de la adicción al móvil

    La tecnología llegó para quedarse y para formar parte de nuestra vida diaria: móviles, redes sociales, tablets… Y un sinfín más de tecnología que nos hace estar hiper comunicados con todo el mundo salvo con los que tenemos a nuestro lado.

    ¿Cuántas veces te has visto a ti misma mirando en móvil mientras tu hijo reclama tu atención? Grupos de Whatsapp, aplicaciones, video llamadas… Y todo lo que necesites a tu alcance con ton solo tocar la tecla adecuada, sin embargo, si te paras a pensarlo bien, pasamos cada vez más tiempo enganchados al móvil que nos olvidamos de comunicarnos con nuestros hijos.

    Cada vez son más las personas que sufren ansiedad, sudoración, palpitaciones y nerviosismo cuando olvidan el teléfono móvil en casa, o cuando se termina la batería o no hay cobertura.

    Los expertos advierten, se empieza a hablar de las nuevas tecnologías como una de las denominadas adicciones psicológicas o adicciones sin drogas. La adicción al celular la sufren 1 de cada 1.000 personas, afectando sobretodo a jóvenes y adolescentes.

    ¿Cómo afecta esta adicción a los hijos?

    Los peligros de la adicción al móvil

    Investigadores y pediatras coinciden en que un uso desmesurado del móvil por parte de los padres, está afectando de manera seria a la relación y la comunicación con sus hijos.

    Las interacciones cara a cara, sin ninguna tecnología de por medio, entre padres e hijos son tan importantes en los primeros días de vida así como según vayan creciendo. La comunicación y un buen desarrollo emocional tienen su base en el aprendizaje que los hijos hacen de los padres, sin olvidar, por supuesto, que los más pequeños de la casa aprenden por imitación, ¿te sorprende que tu hijo te demande cada vez más el móvil o la tablet?

    El grado de confianza que se estable en las familias, también va a depender del uso que los padres hagan del móvil delante de sus hijos. ¿Interrumpes lo que te está contando tu pequeño para mirar el móvil? ¿Estás mirando el móvil a la vez que tus niños te hablan?

    Problemas de comunicación por la adicción al móvil

    Aislamiento y soledad dentro de una misma familia, alteraciones en el estado de ánimo, problemas en el desarrollo del lenguaje de los niños y cambios repentinos de humor, son tan solo algunas de las consecuencias que se dan en los hijos debido al uso excesivo del móvil por parte de los padres.

    Uno de los grandes errores que cometen cada vez más los padres hoy en día, es no conceder la atención que sus hijos necesitan en el momento preciso, algo que los expertos llaman “crianza distraída”.

    ¿Tienes hijos pequeños? ¿O bien ya son mayores y ellos mismos tienen su propio teléfono móvil? Sea como sea, establece y ten claras tus prioridades. Consejo extra: a la hora de la cena olvida cualquier tipo de tecnología y simplemente pregunta a los tuyos cómo les ha ido el día.

    También te puede interesar: Nativos digitales: Riesgos de exponer a los niños a la tecnología y Pedir disculpas a los hijos: Cuándo y cómo hacerlo