Navidad 2016

Adicciones digitales: El 65% de los menores tiene móvil

Adicciones digitales: El 65% de los menores tiene móvil

Adicciones digitales: el 65% de los menores tiene móvil, al que se suma el acceso cada vez mayor a las nuevas tecnologías como Internet o las redes sociales. Abusar de ellas puede abrir la puerta no solo a una dependencia de las nuevas tecnologías, sino a problemas de salud, como la falta de sueño, obesidad o disminución del rendimiento escolar. La tecnología no está reñida con la salud, solo se trata de hacer un uso racional y correcto de las herramientas, motivo por el que se ha puesto en marcha una nueva campaña en centros educativos y dirigida a padres y profesores.

por en Mamá, Prevención, Salud de Mujer, Mente
Última actualización:
    Adicciones digitales: El 65% de los menores tiene móvil

    Adicciones digitales: El 65% de los menores tiene móvil. Un uso del teléfono, las redes sociales y las nuevas tecnologías en el que se inician desde edades cada vez tempranas y sobre el que los expertos alertan de que su uso incorrecto o su abuso puede desencadenar serios problemas y trastornos de salud, como alteración del sueño o problemas de atención. Por este motivo, la asociación Adicciones Digitales ha puesto en marcha una campaña en centros educativos, universidades y empresas para concienciar a padres, profesores y jóvenes de que la tecnología y la salud también están relacionadas.


    Aprender a usar las nuevas tecnologías (teléfono móvil, redes sociales, videoconsolas) es el objetivo de la nueva campaña puesta en marcha por la asociación Adicciones Digitales para concienciar a los padres y profesores de la importancia de no abusar de ellas y evitar que cada vez más menores renuncien a sus horas de sueño y descanso por estar conectados de manera continua a internet, al teléfono móvil y a las redes sociales.

    Recientemente, los médicos y expertos alertaban sobre la importancia de que los más jóvenes no pasen demasiado tiempo delante de la pantalla del ordenador y de la videoconsola.

    Advertencia a la que se suma ahora esta campaña tras constatar que el 65% de los niños y adolescentes entre diez y quince años tiene teléfono móvil, algunos de los cuales no se separan de él ni siquiera para dormir, lo cual puede conllevar un riesgo de ansiedad y problemas de conciliación del sueño y del descanso, fundamental para no arrastrar el cansancio y perder la concentración y la atención. Esto, en el caso de los más jóvenes, se traduce en una disminución del rendimiento escolar y, en algunos supuestos, a la adicción o dependencia de las nuevas tecnologías (por ejemplo, la denominada nomofobia, fobia a no llevar el teléfono móvil).

    Según datos de esta asociación, se calcula que el 95% de los niños tiene acceso a un ordenador. El pasar mucho tiempo delante de la pantalla también tiene otros efectos para la salud, como el aumentar el riesgo de sobrepeso u obesidad (al pasar demasiado tiempo sentado y sin practicar otras actividades físicas) y la ingesta de alimentos demasiados ricos en azúcares (bebidas y bollería).

    En el caso de los padres, es fundamental que aprendan a manejar las herramientas y conozcan los beneficios y los riesgos de las nuevas tecnologías. De esta manera, no solo podrán vigilar mejor el uso que hacen sus hijos del móvil y de internet, sino que también podrán ayudarles y guiarles para un uso correcto de estas herramientas básicas (contenidos, tiempo que pasan en el ordenador). Entre los consejos, los padres son los primeros que deben desconectarse del móvil y del ordenador después de la jornada laboral, para dedicar más tiempo a la familia y de ese modo mostrar a los más jóvenes que se puede disfrutar del tiempo alejado de la pantalla del móvil, compatibilizando la tecnología con otras actividades lúdicas o educativas.

    658

    ESCRITO POR PUBLICADO EN MamáPrevenciónSalud de MujerMente

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares