Navidad 2016

Adolescentes, sexualidad y anticonceptivos: Los falsos mitos

Adolescentes, sexualidad y anticonceptivos: Los falsos mitos

La información clara y accesible es la mejor forma de desterrar los falsos mitos o creencias erróneas que rodean a la sexualidad en la adolescencia.

por en Educación de los hijos, Mamá, Adolescentes, Consejos Bebés, Métodos Anticonceptivos
Última actualización:
    Adolescentes, sexualidad y anticonceptivos: Los falsos mitos

    La adolescencia es una etapa de descubrimientos y de muchos cambios y también dudas, sobre todo en lo relativo a la sexualidad y la anticoncepción. Afortunadamente, la educación sexual ya no es un tabú como en el pasado. Sin embargo, todavía quedan mitos o falsas creencias por desterrar y que son el resultado de una información errónea o nada ajustada a la realidad. Para evitar riesgos innecesarios (embarazados indeseados, transmisión de ETS, por ejemplo), es importante que los jóvenes tengan pleno conocimiento de su sexualidad.

    Uno de los primeros errores (o mitos que deben desmentirse) es, sin duda, pensar que el alcohol ayude en las relaciones sexuales. Es cierto que sirve para desinhibirse o eliminar ciertas tensiones, pero también tiene efectos fisiológicos como la disminución de la libido y la dificultad de erección, sin olvidar el riesgo mayor de intoxicación o exceso de alcohol en sangre, en el caso de los más jóvenes. A las mujeres beber alcohol también las expone a mayores riesgos, como la falta de control en el uso de condones por parte de la pareja y, por tanto, un riesgo mayor de embarazo no deseado o enfermedades de transmisión sexual. Controlar la interrupción del coito es más complicado cuando se ha consumido alcohol.

    Sobre este aspecto, aunque resulte curioso, todavía perviven conceptos desfasados como el pensar que el uso de condones reduzca la sensibilidad y por lo tanto el placer. No olvidemos, sin embargo, que la tranquilidad contribuye mucho más al acto sexual. Respecto al uso de la píldora anticonceptiva, no tiene ningún impacto negativo en el deseo sexual femenino.

    Todavía quedan, como hemos señalado, mitos que generan dudas sobre la sexualidad y el embarazo entre las jóvenes. Algunos pueden ser considerados un poco absurdos.

    Aquí tenemos una recopilación de algunas de estas creencias erróneas:

    1. Si después de una relación sexual completa la mujer salta no se queda embarazada.
    2. No te puedes quedar embarazada la primera vez que haces el amor.
    3. Tener una relación sexual de pie evita el embarazo.
    4. Si la mujer no alcanza el orgasmo no se queda embarazada.

    Ninguna de ellas es cierta, y lo mismo ocurre con otras creencias no menos curiosas:

    1. Lavarse con agua fría después del sexo mata el esperma.
    2. Las duchas vaginales después de tener sexo evitan el embarazo.
    3. Hacer el amor en el agua impide el embarazo.

    En realidad estas creencias generalizadas deben ser eliminadas. El esperma penetra profundamente y está destinado a fertilizar el óvulo. Bañarse tampoco garantiza su dispersión fuera de la vagina. Como en los ejemplos anteriores, no hay fuerza de gravedad (de pie) que impida su ascenso a las trompas de Falopio o que dar saltos pueda provocar su fuga.

    Consultar a un ginecólogo, preguntar a los padres, o investigar y actuar con prontitud y de forma racional sobre el sexo seguro, libre de riesgos. De igual manera, hay que poner siempre los medios para que no se produzcan embarazos no deseados o transmisión de algún tipo de ETS.

    También te puede interesar: Cómo usar el preservativo y los mejores consejos para prevenir que tu hija adolescente se quede embarazada.

    739

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosMamáAdolescentesConsejos BebésMétodos Anticonceptivos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares