Navidad 2016

Alimentación complementaria: Cómo preparar los primeros potitos naturales

Alimentación complementaria: Cómo preparar los primeros potitos naturales

Los potitos, naturales y caseros, son el perfecto aliado para la alimentación complementaria a la leche materna o de fórmula.

por en Alimentación Bebés, Mamá, consejos mamás
    Alimentación complementaria: Cómo preparar los primeros potitos naturales

    Elegir los ingredientes adecuadas y evitar sobrecocinarlos son dos premisas básicas para que los potitos naturales resulten apetecibles al paladar de los más pequeños. El puré elaborado con verduras es uno de los primeros que se incorporan a la alimentación del bebé en el momento en que deja de tomar solo leche. Generalmente a partir de los 6 meses se inicia la alimentación complementaria con la incorporación a la dieta de los primeros alimentos diferentes a la leche (materna o de fórmula). Los potitos conviene prepararlos de forma casera cada día, y si hacemos más cantidad, podemos conservarla en la nevera durante un máximo de 48 horas o bien congelarlo.

    Tal y como hemos señalado, lo primero es elegir los ingredientes, entre las que podemos incluir, siguiendo las recomendaciones de los pediatras, verduras como zanahorias, puerro, calabaza, calabacín, patata y judías verdes. Hay otras verduras que no son aconsejables hasta los 12 meses, como pueden ser acelgas, brécol, coles o espinacas, sobre todo porque tienen un sabor demasiado fuerte y pueden causar gases.

    Las verduras y hortalizas deben ser lo más frescas posibles, para que mantengan todos sus nutrientes intactos. Siempre hay que lavarlas bien para eliminar posibles restos de tierra o de pesticidas.

    También es importante cómo cocinar los ingredientes de los potitos.

    Las verduras, cocidas o al vapor. A la hora de cocinarlas, hacerlo siempre con muy poca agua y añadirlas cuando haya roto a hervir, porque ya sabemos que cuanto más tiempo de cocción más propiedades pueden perder. Al terminar de cocer, separar las verduras y el caldo. Las verduras las pasamos por la batidora, añadiendo poco a poco el caldo, hasta conseguir una textura fina. Para finalizar, podemos añadir una cucharadita de aceite de oliva virgen.

    A partir de los 6 meses también podemos empezar a añadir a los potitos algo de carne, como carne de pollo, cordero o ternera (unos 20-30 gramos). La carne se debe cocinar separada de la verdura y añadir ya en la batidora. Por su parte, a partir de los 10 meses se puede incluir pescado blanco en las recetas de puré

    También te puede interesar: Potitos industriales o caseros: ¿alimentan igual? y toma nota de estos consejos para sus primeras papillas de frutas.

    471

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Alimentación BebésMamáconsejos mamás

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares