Alimentación en verano para los niños: 5 consejos útiles

Alimentación en verano para los niños: 5 consejos útiles

Pon en práctica estos trucos para que tu hijo se alimente correctamente durante todas las vacaciones. ¡Que el calor no le quite el hambre!

    alninver0 48x48

    El verano es percibido como algo totalmente positivo por los niños, ya que para ellos es sinónimo de relajación y diversión. Sin embargo, el ambiente cálido y húmedo afecta directamente a su cuerpo, provocando un descenso considerable del apetito y la consiguiente preocupación de las madres. Te contamos 5 cosas que debes saber sobre el verano y la alimentación de los niños para que tomen todos los nutrientes que necesitan durante estas vacaciones.

    alninver1 48x48

    En verano los niños se van a la cama mucho más tarde, por lo que también se despiertan a una hora más tardía que cuando van al colegio. A veces podemos caer en la trampa de esperar a la hora de la comida, pero es un error. El desayuno es una de las comidas más importantes del día y debes asegurarte de que no se pierda el hábito. Comienza el día de la forma más saludable con un buen desayuno con leche, yogur, productos horneados, mermelada o fruta.

    alninver2 48x48

    Las frutas y verduras siempre deben estar presentes en la dieta de los niños, pero es en verano cuando debe aumentarse su consumo. Los vegetales deben ser comidos crudos o cocidos, y la fruta se debe comer con la piel. Además, puedes aprovechar el tiempo libre para preparar platos de lo más divertidos para que los pequeños se lo pasen en grande a la vez que se alimentan correctamente.

    alninver3 48x48

    El pescado y la carne blanca son los alimentos más recurridos en la temporada veraniega. El pescado es rico en ácidos grasos omega 3, mientras que la carne blanca como el pollo, el pavo o el conejo tiene poca grasa y es más fácil de digerir. Eso sí, deben alternarse con las legumbres y evitar siempre las frituras.

    alninver4 48x48

    La mejor manera de saciar la sed de los pequeños es tomando agua, aunque también pueden tomar bebidas no carbonatadas como té helado, zumo de frutas o batidos. Estos últimos tienen la ventaja de poseer un alto contenido de vitaminas y de ofrecer la posibilidad de escoger las frutas favoritas de tu hijo.

    alninver5 48x48

    En verano se recomienda repartir la cantidad de comida en varias tomas, de modo que el niño coma poco a poco durante todo el día. Los bocadillos van a ser un aliado importante, especialmente en el almuerzo y la merienda. Además, es adecuado ofrecerle una serie de aperitivos ligeros de fruta, yogur o helado. A él le encantará y, lo mejor, es que se alimentará correctamente durante todo el verano.

    776