Aliviar el dolor de las contracciones: Bailar puede ser la solución

Descubre cómo aliviar el dolor de las contracciones bailando.

por , il

    Aliviar el dolor de las contracciones: Bailar puede ser la solución

    Bailar puede ser la solución para aliviar el dolor de las contracciones una vez llegado el momento del parto. Te contamos cómo hacerlo y te damos otros remedios para que te sientas mejor en esos momentos.

    Bailar para aliviar el dolor de las contracciones

    Si estás próxima a dar a luz, es probable que te preguntes si las contracciones duelen, la respuesta es afirmativa, al menos en la mayoría de los casos. Tanto si decides ponerte la anestesia epidural como no hacerlo, has de saber que está demostrado que el baile puede ayudar a calmar el dolor, sobretodo en los primeros momentos.

    Según afirman los expertos, bailar en sí no es lo que ayuda a reducir el dolor de las contracciones, sino la capacidad de poner la atención en otra actividad; si tu cerebro trata de concentrarse al cien por cien en dar unos pasos de baile, no podrá estar pensando únicamente en el dolor que se siente debido a la dilatación.

    ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo bailar si estás a punto de dar a luz? Echa un vistazo a la danza de esta mamá estadounidense.

    Cómo aliviar el dolor de las contracciones

    El baile no es la única forma natural para tratar de aliviar el dolor de las contracciones:

    • La respiración. En cualquier momento puedes ayudarte de la respiración, igual que si estuvieras haciendo ejercicios de pilates, inspira profundo llevando las manos a tu vientre para centrar tu energía y suelta el aire muy despacio, como si tuvieras una pajita en la boca. Vuelve a repetirlo unas cuantas veces más; después descansa unos instantes y comienza de nuevo. Esta respiración calmará el dolor y ayudará a tu estado de ánimo.
    • Una pelota de pilates. Si aún no te han puesto la epidural o bien has decidido no usarla, puedes estar de pie, por lo que pide a la enfermera o matrona que te deje una pelota de pilates, esas que son blandas y de gran tamaño, apoya tus codos sobre ella y realiza movimientos circulares con la pelvis, o dile a tu pareja que te masaje con cuidado la zona lumbar y las caderas. También puedes tumbarte sobre una colchoneta o similar y poner tus piernas encima de la pelota.
    • Un baño templado. Otra forma de aliviar el dolor de las contracciones es pasar unos minutos en una bañera con agua tibia, está comprobado que el agua calma el dolor e incluso que los partos naturales en el agua son los menos dolorosos.
    • Camina unos pasos. Si tu matrona te lo permite, sal al pasillo y da unos cuantos pasos, pide ayuda si ves que te da algo de miedo, y no temas en sujetar con fuerza la mano de tu pareja si lo necesitas. El contacto piel con piel también apacigua el dolor.

    Trata de estar lo más relajada que te sea posible y centra tu atención en que en unos minutos tendrás en brazos a tu pequeño.

    También te puede interesar: Cómo reconocer las contracciones de Braxton Hicks y Mitos y verdades sobre el parto que debes conocer

    Viajes y vacaciones