Alysia Montaño demuestra que se puede correr embarazada

Alysia Montaño ha vuelto a correr embarazada, esta vez al quinto mes y nosotras lo celebramos y aprovechamos para darte algunos consejos si tú también quieres correr estando embarazada.

por , il

    Alysia Montaño demuestra que se puede correr embarazada

    Alysia Montaño ha sido noticia por segunda vez en los Campeonatos Nacionales de Atletismo en Estados Unidos porque ha podido correr embarazada de cinco meses. Lo hizo vistiendo un top de Wonder Woman negra, una imagen que nos llega al corazón porque encarna mucho simbolismo: feminismo, poder a la mujer, deporte, amor propio y un mundo sin racismo. Hoy te contamos un poco más sobre Alysia Montaño, la corredora embarazada o “Pregnant Runner” como ya la han bautizado los medios.

    Quién es Alysia Montaño y cómo ha demostrado que se puede correr embarazada

    En esta imagen la vemos a sus 39 años corriendo embarazada una maratón. Con sus clásicas flores en pelo y ese aire de libertad y alegría que la caracteriza. Como ella bien dice: No ejercitarse estando embarazada es más peligroso que hacerlo.

    Cierto es que Alysia es una atleta y nosotras, que quizás no tenemos las mismas costumbres, nos llenamos de dudas ante el deseo de hacer running y el temor de hacer daño a nuestro futuro bebé. Nos encanta la idea de seguir el hermoso ejemplo de Alysia Montaño, pero, ¿es seguro hacerlo?

    Pero… ¿se puede correr embarazada sin correr riesgos?

    En general siempre existe un riesgo y ante cualquier tipo de duda, tenemos que pedirte por favor que consultes con tu ginecólogo. Ahora bien, si tienes la aprobación de tu médico, adelante. Si en el primer trimestre eres de las afortunadas que casi no se enteran del embarazo y no hay riesgos, excelente, sigue el ejemplo de Alysia. Correr embarazada puede ser un suplicio para las que durante el primer trimeste sufren los clásicos malestares del embarazo (vómitos, náuseas…) pero correr puede llegar a ser algo positivo.

    En el segundo trimestre estarás más cómoda porque no tendrás las molestias de los primeros meses y estarás más enérgica. Corre si tienes el visto de tu médico pero no te recomendamos competir si no eres una atleta profesional. Preocúpate más por tu respiración y alégrate porque si corres estás también controlando tu peso.

    En el tercer trimestre, puede que necesites descansar y no correr más. La espalda y el abdomen descompensará tu ritmo. No te preocupes. Es momento de probar con otro tipo de ejercicios más suaves y coger fuerza para el nacimiento y cómo no, para volver a entrenar después de dar a luz. Si ya tienes un buen ritmo, te costará poco volver a correr después del embarazo.

    En general, sin importar tu nivel, se puede correr si estás acostumbrada a hacerlo (unas tres veces por semana). Lo que no es conveniente es que empieces justo cuando te quedas embarazada.

    Consideraciones para correr embarazada:

    - Entrena con pulsómetro para saber si tu esfuerzo está controlado y no te pases de la zona quemagrasas, es decir al 65% de tu VO2 max.

    - Mantén el ritmo de carrera suave: Si te permite mantener una conversación, está todo bien.

    - Confía en tu médico: consulta primero con tu médico.

    - No compitas: Mejor tomarte este periodo sin competiciones.

    - Primer trimestre: Presta más atención durante los primeros meses.

    - Sigue el ejemplo: Anímate con el ejemplo de personas como Alysia Montaño.

    Aquí tienes algunas ideas para entrenarte mientras sacas a pasear a tu bebé: