Navidad 2016

Anestesia epidural: efectos secundarios

Anestesia epidural: efectos secundarios

Anestesia epidural: efectos secundarios. ¿Cuándo se aplica? ¿Puede tener algún riesgo en la futura mama o en el bebé? ¿Todas las mujeres pueden ponerse la epidural? Resuelve todas tus dudas acerca de este tipo de anestesia.

por en Embarazo, Mamá, Parto y posparto, anestesia parto, Consejos, dolor parto
Última actualización:

    Anestesia epidural Efectos secundarios

    Anestesia epidural: efectos secundarios. Cuando más se aproxima la llegada del nacimiento del bebé es común que muchas mamás, sobre todo si son primerizas, comiencen a preocuparse sobre cómo será el parto. Una de las principales cuestiones de interés es la aplicación de la anestesia epidural para atenuar el dolor ¿En qué consiste exactamente? ¿Tiene algún riesgo? ¿Cuándo la ponen? ¿Puede afectar de algún modo al bebé? ¿En qué casos está contraindicada? Resuelve tus dudas respecto a la anestesia epidural.

    La aplicación de la anestesia epidural está cada vez más extendida ya que permite atenuar el dolor de las mujeres en el momento del parto mientras siguen conscientes para poder seguir empujando. La epidural suele ponerse cuando la embarazada ha dilatado tres o cuatro centímetros y se administra a través de un catéter próximo a la médula espinal.

    Este tipo de anestesia está cada vez más avanzada y los posibles efectos secundarios son menores que los beneficios que aporta a la mujer, por lo que resulta una técnica muy segura.

    Sin embargo y aunque son escasos los posibles efectos secundarios pueden ser:

    • Dolor de cabeza después de su aplicación.
    • Reducción de nuestra fuerza y movilidad lo que puede provocar un parto más lento con mayores probabilidades de tener que realizar una episiotomía y el uso de fórceps.
    • Disminución de la tensión arterial lo que puede provocar nauseas o mareos.
    • Cosquilleos o leves molestias en las piernas.

    Las dosis de la anestesia epidural son muy bajas por lo que es muy difícil que afecten de algún modo al bebé. No obstante, hay algunos casos en los que la epidural está contraindicada:

    • Mujeres con alguna enfermedad neurológica.
    • Embarazadas que estén tomando un tratamiento anticoagulante.
    • Pacientes con problemas en la columna vertebral.
    • Personas con algún tipo de tatuaje en la parte baja de la espalda.
    • Cuando el parto está ya muy avanzado.

    Es conveniente, que sea el anestesista el que valore si puede aplicarse sin problemas, además de informar a la futura mamá sobre todas sus dudas.

    No obstante, también tienes otro tipo de alternativas a la epidural, como el parto en el agua, un método natural de dar a luz que reduce el dolor de las contracciones, favorece la relajación de los músculos y ayuda a la dilatación.

    530

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoMamáParto y pospartoanestesia partoConsejosdolor parto

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares