Ansiedad en el embarazo: Cómo tratarla con luminoterapia

Ansiedad en el embarazo: Cómo tratarla con luminoterapia

Aprovecha los beneficios terapéuticos de la luz para prevenir y tratar la ansiedad en el embarazo.

por en Embarazo, Mamá, consejos mamás
Última actualización:
    Ansiedad en el embarazo: Cómo tratarla con luminoterapia

    La ansiedad es uno de los trastornos más comunes durante el embarazo y asociada directamente a los numerosos cambios físicos y emocionales que se producen durante esta etapa. Un trastorno que, aunque común, no debe subestimarse, ya que sino se trata puede aumentar el estado de malestar emocional de la madre, afectando a su salud y a la del futuro bebé. Entre las terapias alternativas para tratar la ansiedad está la luminoterapia que, como su nombre indica, se basa en aprovechar la propiedades terapéuticas que se le atribuyen a la luz. Sin olvidar además que la falta de luz puede causar desánimo, apatía, tristeza… o agravar trastornos emocionales como ansiedad o depresión.

    La terapia de luz se realiza con las conocidas como lámparas de luminoterapia (de intensidad blanquecina) o cajas de luz. Se trata de unas lámparas específicas de intensidad regulada que aportan una sensación muy parecida a cuando nos exponemos a la luz natural, pero a salvo de los rayos ultravioletas. La principal ventaja es que se pueden colocar en casa y realizar las sesiones de forma segura y cómoda. También te recomendamos probar con las lámparas de sal del Himalaya.

    Cómo funciona

    Se coloca la lámpara encima de una mesa y nos situamos justo enfrente (aproximadamente a medio metro de distancia) con los ojos cerrados.

    No es necesario mantener la misma postura durante todo el tiempo, pudiendo utilizarla mientras se toma el desayuno, mientras leemos o simplemente mientras aprovechamos para relajarnos. El mejor momento para utilizar las lámparas es por la mañana, justo después de despertar. Conviene realizar sesiones diarias de 20-30 minutos (dependiendo de la potencia de la lámpara), si bien conviene consultar siempre al médico o profesional antes de iniciar la terapia. Uno de los beneficios que se le atribuye a la luz es estimular las funciones cerebrales.

    Luz natural durante el embarazo

    Conviene acompañar las sesiones de luminoterapia con otros hábitos saludables y que nos reportan luz natural, como realizar actividades al aire libre o algo tan sencillo como salir a dar un paseo de media hora cada día.

    También te puede interesar: Trastornos de ansiedad después del parto: Consejos para superarlos y descubre las mejores aplicaciones móviles para controlar la ansiedad.

    468

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoMamáconsejos mamás
     
     
     
     
     
     
    Más populares