Navidad 2016

Antiácidos naturales para embarazadas: Remedios caseros para la acidez de estómago

Antiácidos naturales para embarazadas: Remedios caseros para la acidez de estómago

Antiácidos naturales para embarazadas: remedios caseros para la acidez de estómago, una de las molestias más comunes durante la etapa del embarazo. Para prevenir la acidez y aliviar los síntomas, es mejor recurrir a los remedios naturales y evitar los efectos secundarios de los fármacos.

por en Alimentación Embarazo, Embarazo, Mamá, Remedios caseros, Consejos Salud, Problemas embarazo
Última actualización:
    Antiácidos naturales para embarazadas: Remedios caseros para la acidez de estómago

    La acidez de estómago es una de las molestias más comunes durante el embarazo. Para prevenirla lo mejor es recurrir a los antiácidos naturales para evitar los efectos secundarios que puedan tener los fármacos antiácidos. ¿Cuáles son los mejores remedios caseros?


    La acidez es, junto a las náuseas o el dolor de cabeza, una de las molestias más frecuentes durante la etapa del embarazo. Esto se debe a que el nivel de progesterona aumenta y relaja la válvula que une el tubo digestivo y el estómago, favoreciendo que los ácidos de éste suban al esófago y provoquen la acidez, similar a una sensación de bilis en la garganta. La acidez estomacal también puede darse tras una copiosa comida.

    La solución más habitual es recurrir a los antiácidos, un remedio rápido para calmar el ardor. Sin embargo, ¿son recomendables cuando estás embarazada? No podemos olvidar que los antiácidos son fármacos, y que por lo tanto también pueden tener efectos secundarios (diarrea, estreñimiento, disminución de la absorción de otros fármacos), por lo que siempre hay que consultar al médico antes de tomarlos. Máxime en caso de embarazo, siendo aconsejable en este caso optar mejor por los antiácidos naturales ¿Cuáles son los mejores remedios caseros? Lo vemos.


    Los jugos que secreta el estómago son los encargados, por un lado, de proteger el organismo de agentes nocivos externos y, por otro, de digerir los alimentos antes de que lleguen al intestino. El estómago secreta al día, según datos médicos, más de dos litros de ácidos gástricos (agua, ácido clorhídrico y enzimas). Para protegerse de su acidez, la capa interna del estómago se renueva de manera constante (acción neutralizadora). Sin embargo, en ocasiones, se puede romper el equilibrio y aparecer la conocida acidez estomacal, cuyos síntomas, además de ardor, también pueden ser dolor de estómago, hinchazón abdominal o sensación de acidez.

    Lo más común es que la sensación de acidez o ardor estomacal aparezca después de las comidas, localizándose en la zona superior y central del abdomen (la boca del estómago) o bien ascender hasta la garganta.



    Para aliviar los síntomas, siempre bajo prescripción médica, puede tomarse algún fármaco, pero los remedios naturales parecen mejor opción en el caso de estar embarazada, para evitar los posibles efectos secundarios que tienen todos los medicamentos. Uno de los remedios más conocidos para paliar las molestias digestivas son las infusiones de manzanilla o menta.

    Otra planta que también previene la acidez estomacal es el musgo de Irlanda. En contacto con el agua crea un gel viscoso que combate la sensación de ardor y reduce las molestias provocadas por los ácidos gástricos.

    Uno de los mejores remedios naturales contra la acidez es la propia dieta del embarazo, es decir, la inclusión de determinados alimentos. En concreto, lo más recomendable es apostar por incluir en la dieta alimentos alcalinos, como zumos, batidos o purés de verduras (apio, zanahoria, patatas, hinojo, perejil y alcachofa). Es aconsejable evitar los alimentos muy grasos, los fritos y rebozados o la bollería industrial ya que pueden empeorar los síntomas.

    De igual manera, también resulta efectivo comer un plátano poco maduro, casi verde, y beber agua del tiempo sin gas en pequeños sorbos. Otros dos alimentos beneficiosos para prevenir la acidez estomacal son la yuca, la leche de arroz y la leche de avena.

    803

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Alimentación EmbarazoEmbarazoMamáRemedios caserosConsejos SaludProblemas embarazo

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares