Armas de juguete para niños: ¿A favor o en contra?

Armas de juguete para niños: ¿A favor o en contra?

En apariencia inofensivas, pero ¿es el juguete más adecuado y educativo para los niños? Un debate que genera opiniones encontradas.

por en Educación de los hijos, Mamá, Consejos Bebés, juguetes
Ultimo aggiornamento:

    Una pistola de juguete, o una espada o cualquier otra pieza que emule un arma, ¿es una buena elección para regalar a los niños?, ¿es un juguete educativo?; aunque sean de plástico, ¿son un regalo seguro? Son muchas las preguntas que pueden surgir en torno a las armas de juguete a la hora de elegir un entretenimiento para los más pequeños de la casa y que, de la misma manera, pueden suscitar opiniones a favor y en contra. Vamos a ver algunos consejos útiles que pueden servir de ayuda a los papás y mamás a la hora de responder a la pregunta, ¿a favor o en contra de las armas de juguete?

    Hay que señalar que el juguete en sí no es peligroso, todo dependerá del uso educativo que le demos. Por ello, no se trata de prohibir categóricamente que los niños jueguen con este tipo de juguetes, aunque sí conviene tener en cuenta algunos consejos y reglas básicas para que sea un juguete seguro. Precisamente la seguridad del juguete no debe ser subestimada, ni en este caso ni en ningún otro. Siempre hay que comprobar que los juguetes reúnen todas las condiciones de seguridad de acuerdo a la ley, contando con la marca de conformidad, marca CE, obligatoria en toda Europa, lo que garantiza el cumplimiento con las normas establecidas por la Unión Europea y la adherencia del producto a las normas de seguridad europea.

    Otra cuestión a tener en cuenta es que se puede conceder alguna pistola de juguete, pero sin exagerar, no se trata de que tengan en casa todo tipo de pistolas y similares de plástico. Es decir, este tipo de juguetes no deben ser a los que más atención preste y del que tenga mayor número. Es mejor no ceder a este tipo de capricho.

    Los juguetes de este tipo, ya sean rifles o pistolas, espadas y similares, deben reservarse para los niños mayores de 5 años de edad. Para disipar cualquier duda y evitar posibles riesgos, antes de dejar el arma de juguete en manos del pequeño es mejor comprobar la edad recomendada en el envase.

    Hay que evitar, en todo momento, todas las armas potencialmente peligrosas como juguete, es decir, aquellas que presenten piezas o partes demasiado afiladas o puntiagudas, ya que pueden correr el riesgo de hacerse daño o lastimar a los compañeros de juegos involuntariamente.

    Todos los posibles accesorios de pequeñas dimensiones, desde las flechas a las balas, deben tener puntas redondeadas y protecciones hechas con materiales blandos (corcho o de goma espuma) que no pueden ser rotos por los niños.

    Vamos a ver algunos consejos útiles para ayudar a los padres a manejar mejor la situación. Las armas de juguete, sobre todo las más inocentes, como espadas de plástico, suelen ser un complemento de disfraces como el de pirata. Por lo tanto, no hay prohibir de forma tajante su uso por los más pequeños, dejando que sea el ingenio y la espontaneidad de los niños la que se encargue de darle un uso adecuado. De entrada, los niños no ven las connotaciones o significados negativos y preocupantes de los padres.

    Basta con vigilar sus juegos y comprobar que están haciendo un uso seguro de este tipo de juguetes. En el caso de los niños más introvertidos e inseguros, hay que vigilar si descargan su ira utilizando de forma incorrecta sus armas de juguete. En este caso, hay que atender la señal de socorro enviada por los niños.

    También te puede interesar: Juguetes del bebé: Cómo limpiarlos adecuadamente y descubre cómo hacer los mejores juguetes caseros para los recién nacidos.

    727

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosMamáConsejos Bebésjuguetes Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares