Arrullar al bebé: Beneficios y cómo hacerlo bien

Descubre los beneficios de arrullar al bebé y cómo hacerlo bien paso a paso.

por , il - Última actualización

    Arrullar al bebé: Beneficios y cómo hacerlo bien

    Entre los beneficios de arrullar a tu bebé se encuentran una mejora del sueño y un marco de seguridad excelente. Te damos las claves para hacer bien con estos sencillos pasos.

    Beneficios de arrullar a tu bebé

    El arrullo relaja al recién nacido, le ayuda a dormir y le aporta una sensación de tranquilidad y un marco de seguridad tan necesarios en esos primeros meses de vida.

    Cuando el bebé llega a este mundo, tiene un sentimiento de vacío al notar tanto espacio a su alrededor, piensa que acaba de salir de su saquito por lo que ahora todo le resulta nuevo. ¿Qué necesita entonces? Volver a sentir que está en ese saco, notar una seguridad y un contacto piel con piel la mayor parte del tiempo.

    Son varias las investigaciones que han demostrado que arrullar al bebé reduce los despertares nocturnos favoreciendo un sueño más profundo y tranquilo. El llanto disminuye también y se alivia de manera más rápida, el contacto físico del recién nacido con sus padres es idóneo para calmar su sistema nervioso.

    Así mismo debes saber que esta técnica es muy eficaz en los bebés recién nacidos, pero hay que ir limitándola conforme vayan creyendo ya que poco a poco van a necesitar algo más de libertad de movimiento.

    Cómo arrullar al bebé

    Puedes usar un pañuelo suave o una mantilla no muy gruesa, dependiendo si hace frío o calor. Elige uno que no sea my grande para que no te estorbe. Debes coger a tu bebé de forma suave pero con firmeza para que él note esa seguridad que tratas de transmitirle.

    Coloca la manta o el pañuelo en una superficie blanda y plana, en la cama o en el sofá por ejemplo, a continuación tumba a tu pequeño en el medio dejando su cabeza fuera del pañuelo. Una vez hecho esto, tan solo tienes que pasar una de las esquinas superiores por encima de su hombro contrario y hacer lo mismo con la otra parte, de esta forma sus hombros y brazos quedarán cubiertos. Puedes hacer también una especie de almohada para que su cabeza esté cómoda con la tela que te sobre. Asegúrate de que su rostro quede al descubierto siempre.

    Otra forma ideal de arrullar al bebé es colorar la manta por dejado de sus brazos, así sus manitas quedan libres para que las pueda mover o tocarte, este es el método más recomendado para los bebés que ya tiene dos meses o más.

    No dudes en acunar a tu pequeño el tiempo que quieras y las veces que hagan falta. Así como quitarle el arrullo si ves que ya empieza a estar incómodo. Si ves que de esta forma se queda dormido, puedes dejarle acunado así hasta que se despierte.

    ¿Lista para empezar hoy mismo?

    También te puede interesar: Cunas del futuro: Crean cunas que ayudan a los niños a dormir y Cómo decir no a los niños: Formas positivas para decir no a los hijos

    Viajes y vacaciones