Asfixia por salchichas en niños: Cómo evitarla y reducir el peligro

Las salchichas son uno de los alimentos favoritos de los peques, pero también uno de los más peligrosos ya que pueden ser causa de atragantamiento. Los pediatras aconsejan seguir este procedimiento específico.

por , il

    Asfixia por salchichas en niños: Cómo evitarla y reducir el peligro
    Las salchichas pueden ser un alimento peligroso para los niños sobre todo para aquellos menores de tres años, como algunas verduras crudas, los frutos secos o las palomitas de maíz. La ingesta de perritos calientes puede ser causa de muerte por asfixia como ya ha ocurrido en algunas ciudades de Estados Unidos, donde este tipo de alimentación está más difundido. En Europa aunque el número de casos es menor, es muy importante llevar cuidado al ofrecer este alimento a tu hijo.

    Cómo puede asfixiar una salchicha a nuestro hijo

    Bien, el problema de dar salchichas a nuestros hijos es el riesgo de asfixia por atragantamiento asociado a la forma en la que le cortamos el perrito caliente para ponérselo en el plato. Si vas a dar este alimento a tu hijo debes cortarlo por la mitad longitudinalmente (a lo largo y no a lo ancho) y una vez en dos partes, desmenúzalo en trozos pequeños con forma cuadrada y un tamaño lo más pequeño posible. El verdadero problema es servir la salchicha en rodajas ya que si el niño no mastica bien una de estas rodajas puede taponar su tráquea debido al diámetro de la salchicha que es de igual tamaño al orificio de la tráquea de un niño menor de tres años. Además, en caso de sufrir este tipo de ahogamiento las posibilidades de sobrevivir son muy escasas. Es extremadamente difícil conseguir sacar la rodaja de salchicha porque al absorber aire el niño para respirar, se genera un efecto ventosa. Lógicamente, en caso de suceder este incidente para intentar salvar al pequeño y que tire el trozo que obstruye sus vías respiratorias, es indispensable practicar la maniobra Heimlich.

    Consejos para evitar la asfixia por atragantamiento con alimentos en los niños

    La prevención es fundamental a la hora de dar determinados alimentos a nuestros hijos, tenemos que tener en cuenta que la dieta de los niños de 1 a 3 años debe ser especial y seguir ciertas pautas:

    • No cortar los alimentos en rodajas
    • No darles alimentos duros difíciles de masticar y demasiado pequeños
    • No darles frutos secos antes de los 4 años
    • Evitar las palomitas de maíz
    • Darles alimentos que se deshagan con facilidad en su boca, como las galletas
    • No ofrecer caramelos duros o pegajosos

    Toda precaución contra la asfixia es poca: Aprende los primeros auxilios

    Independientemente de que los alimentos que des a tu hijo no sean excesivamente peligrosos en primera instancia. Siempre debes llevar una pequeña vigilancia mientras come. Si son muy pequeños, es mejor que les des tú misma la comida. Así que ya sabes, lleva mucho cuidado y mima todo lo que puedas a tu pequeño.