Navidad 2016

Besar a los niños en la boca: ¿Sí o no?

Besar a los niños en la boca: ¿Sí o no?

Es un gesto de amor, pero a partir de una determinada edad ¿puede generar dudas o confusión? Nos preguntamos si es bueno besar a los niños en la boca.

por en Educación de los hijos, Mamá, Consejos Bebés
Última actualización:
    Besar a los niños en la boca: ¿Sí o no?

    Besar a los niños en la boca, ¿si o no? Una pregunta que parece sencilla pero que, en realidad, esconde mucho más. De hecho, dar un beso a los niños en la boca es una manera de demostrar el afecto que no todos los padres comparten. En general, la mayoría de los padres consideran que besar a los niños en la boca es una forma aceptada y cómplice hasta una determinada edad, desde el nacimiento hasta los dos o tres años. ¿Por qué? Porque, aunque no nos demos cuenta o nos resulta difícil de creer, entre los tres y los cuatro años, los niños van perdiendo la inocencia pura de los primeros años. Es el momento en el que comienzan a descubrir otras emociones y otros sentimientos, como el sentido de la decencia, incluso una pizca de malicia, y también descubren su sexualidad.

    Por lo tanto, recibir un beso en los labios de mamá o papá puede que les lleve a confusión, e incluso puede provocar en el niño ciertos sentido vergüenza y temor al estimular las fantasías eróticas. El beso en la boca dado por los padres como un hábito que no pasa con los años podría ser interpretado por los niños de más edad como un gesto completamente normal y, como tal, fácilmente aplicable en cualquier contexto social.

    Un ejemplo clásico: el niño acostumbrado a recibir tales muestras de afecto en el hogar será más inclinados a devolverlos incluso a la escuela o en el parque al compañero o al pequeño amigo con quien comparte los juegos, lo que podría generar algún problema al ser mal interpretado por la otra parte.

    Son algunos de los motivos por lo que es mejor abandonar este hábito y mostrar el afecto y amor a los hijos de otras mil maneras posibles, con mimos y abrazos, frases y dulces besos en la mejilla, por ejemplo. Recuerda, además, que el beso en la boca de los pequeños debe ser un gesto para el dominio exclusivo de mamá y papá, no de otros familiares y amigos. Y, por supuesto, hay que evitarlos en presencia de los resfriados u otras infecciones, debido a que la garganta es una puerta de entrada fácil e inmediata para los virus y bacterias.

    También te puede interesar: El sentido de la vergüenza en los niños y descubre cómo interpretar los dibujos de los niños.

    505

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosMamáConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares