Navidad 2016

Boca amarga durante el embarazo: causas y remedios

Boca amarga durante el embarazo: causas y remedios

No solo nuestro cuerpo cambia durante el embarazo, también nuestros sentidos, como el gusto y el olfato. ¿Qué hacer si el sabor de boca se torna amargo?

    Boca amarga durante el embarazo: causas y remedios

    La sensación de boca amarga, aunque molesta, es muy común durante el embarazo, sobre todo durante los meses en los que las naúseas son más frecuentes. Pero, ¿qué hay detrás de este sabor amargo en la boca? El embarazo trae consigo notables cambios corporales. Cambios que también afectan a los sentidos del gusto y del olfato y que, en algunos casos, pueden provocar una intolerancia real a algunos sabores y a algunos olores. ¿Qué hacer para resolverlo?, ¿cuáles son los remedios a los que podemos recurrir durante la gestación? Vamos a ver más detenidamente qué hay detrás de la boca amarga durante el embarazo.

    La sensación de tener un mal sabor de boca en el embarazo puede esta causada, en primer lugar, por la ingesta de ciertos alimentos, como el café, los alimentos ácidos o las bebidas carbonatadas. Por esta razón, se recomienda evitar la ingesta de estos alimentos, optando mejor por tomar frutas y hortalizas frescas de temporada. La sensación de tener la boca amarga también tiene mucho que ver con un trastorno muy común durante los primeros meses de embarazo, como las náuseas y ardor de estómago, y que a su vez pueden causar molestias digestivas y reducción del apetito.

    Entre las causas no podemos olvidar el papel de las hormonas y, en concreto, de la progesterona, la encargada de preparar el cuerpo de la mujer para la gestación. Los cambios hormonales influyen en la estimulación de los sentidos del gusto y el olfato. Finalmente, una causa adicional de este trastorno en el embarazo es el reflujo gastroesofágico, es decir, el aumento de jugos gástricos desde el estómago a la boca.

    Este trastorno asociado se debe principalmente a la presión sobre los órganos internos del abdomen y en el estómago.

    Para mitigar el problema del sabor amargo durante el embarazo conviene adoptar unas sencillas precauciones relacionadas con la dieta. Así, lo mejor es limitar en la medida de lo posible los alimentos ácidos y todos aquellos alimentos que causan náuseas. Generalmente este trastorno tiende a remitir a partir del tercer mes, si bien en algunos casos, sobre todo en los embarazos de gemelos, el sabor amargo en la boca se puede acentuar durante un periodo más prolongado de tiempo. Siempre es aconsejable consultar con el ginecólogo, aunque se trate de una molestia común, sobre todo para descartar que pueda haber algún otro trastorno detrás y para realizar los cambios necesarios en la dieta sin perder nutrientes esenciales.

    Entre los remedios caseros, además del cepillado de los dientes con pasta con sabor a menta, también podemos realizar gárgaras con una mezcla de una taza de agua y un cuarto de cucharadita de bicarbonato de sodio. Las frutas cítricas y los zumos de limón, por ejemplo, también ayudan a combatir el sabor amargo de la boca. Y fundamental cuidar la hidratación para favorecer la producción de saliva, limpiar la boca y neutralizar el sabor amargo.

    También te puede interesar: ¿Qué es la pregorexia o miedo a engordar durante el embarazo? y todo sobre los cambios de humor durante el embarazo: qué hacer y qué remedios utilizar.

    666

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares