Navidad 2016

Calzado niños: Cómo elegir el adecuado

Calzado niños: Cómo elegir el adecuado

Calzado niños: Cómo elegir el adecuado. Elegir el tipo de zapato más adecuado para los pequeños de la casa no solo es una cuestión de estética y diseño, sino de salud. Durante la infancia, los problemas anatómicos del pie pueden afectar al desarrollo físico y motriz del más pequeño. El tipo de calzado juega un papel fundamental.

por en Desarrollo y crecimiento del bebé, Mamá, Consejos Bebés, Cuidado de los pies, salud niños
Última actualización:

    calzado niños

    Elegir el calzado adecuado para los niños no solo es una cuestión estética, sino de salud, ya que no hacerlo puede implicar riesgos para el desarrollo anatómico del pie, riesgos que a su vez influyen de manera directa en el desarrollo físico y motriz de los más pequeños. ¿Cómo elegir el calzado más adecuado? Siguiendo una serie de recomendaciones, elaborados por los expertos en podología, no solo acertaremos con el modelo que más se adapte al estilo del niño, sino con el más saludable.


    El pie es el soporte físico del cuerpo, motivo por el que hay que prestarle especial atención a su cuidado. Además, tal y como recuerdan los podólogos, muchos de los problemas que padecemos en la edad adulta en la cadera, columna o rodilla tienen su origen en una malformación podológica que se podría haber evitado en la infancia. Entre los problemas del pie más comunes en la infancia se incluyen los pies planos –ausencia de arco longitudinal interno-, pie cavo –exceso de arco-, pie valgo –tendencia a apoyarse más por el lado interno-, pie varo –tendencia a apoyarse más por el lado externo-, falta de alineación de los dedos o verruga plantar.

    La elección del tipo de calzado no debe ser arbitraria ni debe basarse solo en criterios estéticos o de diseño. Y es que el calzado cumple una función esencial en asegurar la correcta adaptación y cuidado de los pies, y no solo cuando somos adultos, especialmente durante la infancia. No podemos olvidar que durante esta etapa es cuando se termina de desarrollar el aparato locomotor. Así, por ejemplo, el último hueso, el calcáneo (talón) no termina de formarse hasta los 12-14 años.

    Hay una época del año en la que el calzado adquiere especial relevancia. Con la vuelta al cole, entre los preparativos se encuentra la elección de la ropa y del calzado para la temporada escolar. Momento en el que debemos prestar atención al decálogo de consejos para acertar en la elección del calzado más adecuado a las necesidades y desarrollo de los niños. Para los bebés, el calzado solo sirve de abrigo. Desde el momento en el que empiezan a dar sus primeros pasos, el calzado también cumplirá la función de sujeción del pie sin impedir que las articulaciones se muevan correctamente.


    A continuación, vamos a ver cuáles son los consejos a seguir para elegir el calzado de los más pequeños:

    • Entre los 3 y los 7 años el calzado debe ser flexible, resistente y asegurar la sujeción del pie.

      Estamos en una etapa en la que comienzan a realizar más actividad física y terminan de definir su paso.

    • Durante esta etapa también hay que revisar de manera periódica el crecimiento del pie. Entre unos 7-8 milímetros cada tres meses, por lo que es muy probable que el zapato comience a apretarle. Cuando el pie crece hay que cambiar el calzado para evitar malformaciones del pie o de los dedos. Un zapato que oprime el pie también puede provocar dolor. De entrada, comprar un zapato de un número mayor es un error que puede interferir en el crecimiento del pie.
    • El diseño de zapato más aconsejado es el que llega hasta justo debajo de los huesos del tobillo (huesos laterales), con una planta flexible y plana y elaborado con materiales naturales. Además de adaptarse como un guante al pie, es mejor optar por los diseños que llevan cordones o velcro.
    • Hay que evitar llevar siempre el mismo calzado. En el caso de los niños, tanto si llevan zapatos como zapatillas, es aconsejable que solo estén con ellas unas horas. Al llegar a casa, cambiarlos por zapatillas del hogar o por un calcetín antideslizante.
    • Antes de elegir el calzado, probarlo, y hacerlo siempre con calcetines, ya que de esa manera nos aseguraremos que el zapato no oprima. Debe quedar un espacio libre entre el dedo más largo y el zapato (entre 0,5 y 1,5 centímetros).
    • El mejor momento del día para probar un zapato es al final de la tarde, cuando los pies están más hinchados. De esta manera nos aseguraremos que el calzado no le oprima después de llevarlo puesto durante unas horas.

    893

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Desarrollo y crecimiento del bebéMamáConsejos BebésCuidado de los piessalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares