Calzado para bebés: Qué zapatos ponerle cuando empieza a andar

La flexibilidad, la talla y la suela son factores a tener en cuenta.

por , il

    Calzado para bebés: Qué zapatos ponerle cuando empieza a andar

    Elegir el calzado adecuado para un niño que recién empieza a andar no siempre es fácil. En el mercado hay muchos modelos pero dar con uno que se adapte al pie del niño o niña es algo complejo. Por eso te damos los mejores consejos para que sepas escoger el mejor zapato para un bebé que empieza a andar.

    Cómo escoger un zapato para un bebé que empieza a andar

    Es importante elegir un zapato que se ajuste a su etapa de crecimiento, a su tamaño y a la forma de su pie para que tenga libertada de movimiento y no interfiera en su desarrollo. Muchas veces se dan problemas de heridas, rozaduras, sudoración… debido a una mala elección. Cierto es que el bebé estará mucho más cómodo si camina descalzo, si está en casa sobre un alfombra mullida, puedes dejar que se mueva sin ningún calzado o con tan solo unos calcetines anti deslizantes. Pero a la hora de salir a la calle y al parque es vital que tenga un modelo para que de con seguridad esos primeros pasos llenos de emoción. El pie de cada niño es diferente, por eso hay que probarle varios modelos antes de escoger uno y dejarse aconsejar con un experto en la materia. Pero si podemos detallar unas características comunes al calzado:

    • La horma. Debe ser recta, que si los miras desde abajo no se sepa cuál es el derecho o el izquierdo. Esto evitará que los dedos de los pies puedan desviarse. El talón debe estar sujeto al zapato sin ejercer presión.
    • La suela. Ligera y flexible, y si es antideslizante para evitar caídas, mejor aún.
    • El cierre.O cremallera o cordones, aquí lo importante es que el cierre sea perfecto, dejando movilidad al pie. Se tiene que poder regular para ajustarlo a la medida de los calcetines que le vayas a poner.
    • La puntera.Debe ser redondeada y cerrada. Las abiertas dan lugar a mayores caídas. Debes dejar un espacio entre el dedo del niño y la puntera para que no le haga presión.
    • El material. Los mejores zapatos son los que están elaborado en piel natural y que permitan la transpiración para evitar así una sudoración excesiva.
    • El forro. Si el zapato lleva forro en el interior, éste no debe tener costuras, para que no le haga rozaduras ni heridas.

    A todo lo anterior hay que añadir que es importante escoger la talla adecuada, mi más grandes ni más pequeña, deben ser completamente flexibles, es mejor evitar las botas tobilleras, las sandalias y las chanclas hasta que domine andar a la perfección; así como no abusar del calzado deportivo. Se recomienda alternar entre zapatillas de deporte y zapatos.

    También te puede interesar: Tacatá para bebés: Pros y contras de los andadores y Consejos para leer a niños de 0 a 3 años