Navidad 2016

Castigar a los niños: El arte de hacerlo bien

Castigar a los niños: El arte de hacerlo bien

¿Cómo castigar a tu hijo correctamente? ¿Estás cansada de castigar a tu hijo sin que surta efecto? Nosotros te hemos preparado los consejos más eficaces para saber cómo castigar a tu hijo independientemente de la edad que tenga. ¡Toma nota!

por en Educación de los hijos, Mamá, Consejos Bebés, Educación niños
Última actualización:
    Castigar a los niños: El arte de hacerlo bien

    ¿Cómo castigar a tu hijo correctamente? Apostamos que son muchas las ocasiones en que tienes que castigar a tu hijo y no sabes cómo afrontar la situación. Tu hijo se revela, hace caso omiso a tus indicaciones, no corrige sus actos… Si tu pequeño ha salido especialmente revoltoso, tranquila, porque te presentamos unos efectivos consejos para saber cómo castigar a un niño. Independientemente de la edad que tenga tu hijo, gracias a las siguientes recomendaciones, éste cambiará su actitud.

    ¿Has probado todo tipo de castigos para que tu hijo rectifique su actitud y no consigues los resultados esperados? Es momento, entonces, de que sigas nuestras orientaciones. Con ellas conocerás cómo castigar a un niño desde 1 año hasta los 12 años de edad. ¡Toma lápiz y papel!


    Consejos para castigar a un niño

    • Elige aquel castigo que reduzca la conducta no deseado. Aquel castigo impuesto que no disminuya la probabilidad de repetirse no es efectivo. Por lo tanto, es importante hacer un seguimiento del citado castigo.
    • Imposición del castigo. Se debe usar el castigo de una forma moderada puesto que de hacerlo de un modo excesivo se puede conseguir un efecto contrapuesto. Si se castiga excesivamente al niño, éste se acostumbra y acabará, por lo tanto, por no reaccionar al estímulo y dejará de ser eficaz.
    • Combina el castigo con refuerzos positivos. En este caso, al castigo debe acompañarle siempre un refuerzo positivo que aliente al niño en su actitud en aquellas conductas que los padres desean alcanzar.
    • No retrases el castigo. Si quieres que el castigo sea efectivo éste se debe producir inmediatamente después de la actitud que desees corregir.
    • Comunicación. Explica siempre las consecuencias negativas a tu hijo de los actos.

      Infórmale acerca de las reglas sin olvidar de la edad que tiene para adecuar, por lo tanto, el mensaje a tu pequeño.

    • Firmeza. Otro de los factores que influyen en la efectividad del castigo es la firmeza que los progenitores demuestren. Las amenazas continuas conllevan que la conducta indeseada por parte del niño se prolongue.


    ¿Qué debemos evitar para castigar a un niño?

    • Castigo corporal. El castigo físico no debe plantearse. El enfado de los padres o la retirada de atención es más efectivo que cualquier otro castigo corporal.
    • Compararle con otro niño. Esto podría interferir negativamente en su autoestima.
    • Humillarle. Esto supondría que, en lugar de que el niño reconociera su error o intentara modificar su actitud, negara lo ocurrido.
    • Utilizar la comida como recompensa. Cuando la comida se convierten en una recompensa o un castigo, puede ser peligroso porque pueden perturbar la dieta equilibrada de los niños.
    • Retirarle el cariño. Amenazar a un niño con la retirada del afecto de sus padres puede conllevar consecuencias graves como, por ejemplo, problemas de conductas serios.

    Toma nota de todos estos consejos y sabrás cómo educar a los niños.

    592

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosMamáConsejos BebésEducación niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares