Navidad 2016

Catarata congénita en el recién nacido: Causas, síntomas y operación

Catarata congénita en el recién nacido: Causas, síntomas y operación

Si has detectado un leve reflejo blanquecino en los ojos de tu bebé, puede tratarse de cataratas congénitas. Te contamos todo lo que debes saber.

por en Enfermedades bebes y niños, Mamá
    Catarata congénita en el recién nacido: Causas, síntomas y operación

    La catarata congénita es un trastorno hereditario que afecta al cristalino del ojo y puede manifestarse desde el nacimiento hasta los tres primeros meses de vida. Hasta que el ojo no madura por completo los bebés no ven más que sombras, pero este trastorno reduce aún más su visión. La catarata congénita tiene solución mediante la intervención quirúrgica, pero no debe dejarse de lado si no queremos que derive en otros trastornos visuales o ceguera. Por ello, debemos estar muy atentos y pedir a nuestro médico que examine al pequeño nada más nacer. ¿Quieres saber más? Te contamos las causas, síntomas y operación de la catarata congénita en el recién nacido.

    Las cataratas congénitas puede afectar a uno o a los dos ojos del recién nacido, siendo lo más común encontrarlas en ambos ojos. Por lo general es de origen hereditario, pero pueden influir otros factores que afecten al niño, como anomalías cromosómicas (síndrome de Down) o el síndrome de Turner. No obstante, el comportamiento o infecciones que afecten a la madre también pueden ser causa de este trastorno ocular, por lo que se debe tener especial cuidado consigo misma y con el feto. Pueden afectar la exposición a rayos X durante el embarazo, infecciones intrauterinas (como la varicela, rubeola o paperas), medicamentos consumidos durante el embarazo, la diabetes y el hipoparatiroidismo. Otro factor que también afecta es el sufrimiento o maltrato del feto, que puede derivar incluso en malformaciones craneofaciales en el recién nacido.

    A pesar de que los síntomas no suelen ser detectados por los padres, pueden identificarse si prestamos especial atención al bebé. Un recién nacido con cataratas congénitas suele presentar un reflejo blanquecino del ojo y una leve forma de estrabismo. También puede detectarse una pequeña opacidad, especialmente cuando le hacemos una fotografía y, en lugar de crear el efecto de ojos rojos, éstos parecen apagados.

    Las cataratas congénitas no deben pasarse por alto, ya que pueden derivar en problemas de visión como el ojo vago. Afortunadamente este trastorno tiene solución y debe actuarse antes de las 10-12 semanas de vida cuando afecta a los dos ojos, y antes de las 6 primeras semanas si sólo afecta a uno. La solución terapéutica se basa en aplicar un parche en el otro ojo para estimularlo. No obstante, la intervención quirúrgica es la solución definitiva para las cataratas y está recomendada especialmente en los casos más graves. La operación se realiza con láser y no presenta grandes riesgos. Con esto se pretende eliminar el cristalino opaco y reemplazarlo por una lente artificial para que el pequeño pueda ver correctamente.

    595

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosMamá

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares