Navidad 2016

Causas de la infertilidad: malos hábitos que provocan esterilidad

Causas de la infertilidad: malos hábitos que provocan esterilidad

¿Sabías que el sobrepeso, el estrés o el sedentarismo pueden provocar esterilidad? Malos hábitos que se esconden detrás de las causas de la infertilidad.

por en Fertilidad y ovulación, Mamá, Consejos Bebés, Infertilidad
Última actualización:
    Causas de la infertilidad: malos hábitos que provocan esterilidad

    Detrás de los problemas de fertilidad o dificultades para concebir un bebé pueden esconderse malos hábitos que, aunque no les prestemos la debida atención, reducen enormemente las posibilidades de una pareja de tener hijos. Según datos de la OMS (Organzación Mundial de la Salud), se estima que una de cada 4 parejas tiene problemas de fertilidad. ¿Cuáles son las causas de la infertilidad? En el caso de la mujer, la edad es un factor importante, máxime si tenemos en cuenta que la edad de maternidad se ha retrasado notablemente en los últimos años. A partir de los 30 años, la fertilidad de la mujer comienza a reducirse entre un 3-5% al año.

    Pero no solo la edad influye, ¿sabías que el exceso de peso, la falta de ejercicio físico (llevar una vida sedentaria), la ansiedad y el estrés provocan esterilidad? Hábitos que está en nuestra mano evitar, adoptando un estilo de vida más saludable para incrementar las posibilidades de embarazo.

    El sobrepeso u obesidad es un problema de salud y, en algunos casos, uno de los factores que reducen las probabilidades de embarazo, ya que entre otras consecuencias el sobrepeso reduce la movilidad de los espermatozoides. En el caso de la mujer, tanto el exceso sobre el infrapeso, pueden afectar a la regularidad del ciclo menstrual y aumentar los riesgos de un aborto espontáneo.

    Seguir las premisas de la dieta mediterránea es la mejor manera de cuidar la alimentación. Es aconsejable incrementar la ingesta de antioxidantes y de vitaminas vitaminas A (lácteos, hortalizas naranjas, verduras de hojas verdes, zanahorias), C (naranjas, fresas, limones, entre otros) y E (germen de trigo, aceite de oliva virgen, frutos secos).

    El estrés afecta a la salud en general y a la salud reproductiva en particular. Para reducir los niveles de estrés o de ansiedad podemos realizar ejercicios de respiración y de relajación, o bien practicar yoga u otra actividad relajante.

    Evitar las bebidas alcohólicas es otra de las premisas fundamentales, así como el consumo de tabaco y otras drogas. También es importante vigilar el entorno laboral, ya que podemos estar expuestos a determinados productos tóxicos, como pinturas, disolventes, fertilizantes, plásticos…

    Otro consejo a tener en cuenta es el relativo a las prendas que usamos. Conviene evitar la ropa demasiado ajustada, y en el caso de la ropa interior lo mejor es optar por el algodón, ya que otro tipo de tejidos (sintéticos, nylon) pueden aumentar la temperatura de la zona genital y afectar a la calidad del semen (en el caso de los hombres).

    También te puede interesar: Remedios naturales para potenciar la fertilidad de la pareja y Fertilidad en la mujer: ¿qué factores afectan?

    570

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Fertilidad y ovulaciónMamáConsejos BebésInfertilidad

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares