Navidad 2016

Celos de los padres hacia sus hijos: ¿Por qué?

Celos de los padres hacia sus hijos: ¿Por qué?

Celos de padres hacia sus hijos. ¿Por qué siente un padre celos hacia su hijo? Son muchas las razones, pero todas ellas confluyen en el sentirse relegados a un segundo plano. Si, además, quieres saber cómo combatir los celos del padre no te pierdas las siguientes recomendaciones.

por en Mamá, Paternidad, Consejos Bebés, relaciones padres hijos
Última actualización:
    Celos de los padres hacia sus hijos: ¿Por qué?

    Celos de padres hacia sus hijos. El comportamiento que transmita la madre hacia el hijo pueden determinar que el padre se sienta desplazada naciendo, en ocasiones, un sentimiento de celos irrefrenable hacia sus propios hijos. Pero, ¿cuál es el motivo? Y, sobre todo, ¿qué podemos hacer para combatirlo? A continuación, te explicamos cuál es la manera más adecuada de poner solución.

    Los celos están muy presentes en nuestra vida cotidiana. Celos entre hermanos adolescentes, celos en la pareja, celos entre amigas… La llegada de un hijo no siempre es motivo de alegría. En muchos hogares la llegada de un provoca irracionalmente celos de los padres hacia sus hijos. Pero, detrás de ello siempre se encuentra las siguientes razones:

    • El padre se siente como un elemento extraño durante todo el proceso de embarazo y el nacimiento.
    • La futura madre no hace partícipe a su pareja del proceso de embarazo.
    • La recién estrenada madre se vuelca excesivamente en el hijo desatendiendo a su pareja.
    • Los momentos de intimidad de la pareja se reducen a la mínima expresión.

    En definitiva, el padre pasa a un segundo plano.


    Cómo tratar los celos de los padres hacia sus hijos

    • Diálogo. La llegada de un hijo puede provocar la aparición de otro tipo de problemas subyacentes en la pareja, que no tienen una relación directa con el nacimiento de un hijo. El diálogo es la mejor solución para superar cualquier conflicto. Los hombres no son seres, especialmente, que destaquen por su capacidad comunicativa y, en el caso de hacerlo, no son siempre consiguen ser comprendidos por su pareja. Durante el embarazo y el posterior nacimiento del bebé, los hombres tienden a pensar que se trata de un proceso que, erróneamente, les excluye. Sin embargo, lejos de transmitir esta idea interiorizan ese temor transformándolo, en ocasiones, en un rechazo hacia su hijo.

      Por ello, es conveniente que la madre implique de principio a fin del embarazo y, sobre todo, una vez ha nacido el pequeño en todo el proceso para sentirse parte activa como así es.

    • División de tareas. Nuestra cultura, tradicionalmente, mantenía la concepción de que los hijos eran territorio reservado a las madres. La presencia de los padres en la crianza de sus primogénitos era testimonial. Para evitar la aparición de cualquier tipo de recelo de los padres por sus hijos es importante que se lleve a cabo un reparto de tareas.
    • Una tarea de dos. Desde tiempos pasados la mujer ha estado vinculada en exclusiva al cuidado de los hijos relegando al padre a papeles más importantes en el desempeño familiar. Pero, hoy en día las cosas han cambiado. La mujer ha de ser consciente y generosa, también, para dejar “entrar” a su pareja en ese universo. Los padres han de participar del cuidado, alimentación, han de estar muy

    559

    ESCRITO POR PUBLICADO EN MamáPaternidadConsejos Bebésrelaciones padres hijos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares