Navidad 2016

Celos entre hermanos adolescentes: Cómo afrontarlos

Celos entre hermanos adolescentes: Cómo afrontarlos

Cómo afrontar los celos entre hermanos adolescentes. ¿Tienes hijos adolescentes y tienen constantes disputas por motivos de celos? A continuación, te ofrecemos una serie de pautas que te ayudarán a saber cómo afrontar estas situaciones en casa.

por en Educación de los hijos, Mamá, Educación niños
Última actualización:
    Celos entre hermanos adolescentes: Cómo afrontarlos

    Cómo afrontar los celos entre hermanos adolescentes. Qué difícil es ser madre, ¿verdad? Cuando tus hijos son pequeños tienes que afrontar unas preocupaciones y cuando estos crecen, las preocupaciones son otras. Cuando atraviesan la etapa de la adolescencia surgen en numerosas ocasiones el problema de los celos, convirtiéndose la educación entre hermanos en una fuente de conflictos. Uno de ellos es, por ejemplo, los celos. Para saber cómo afrontar los celos entre hermanos adolescentes no te pierdas los siguientes consejos.

    Educar a adolescentes conlleva muchos quebraderos de cabeza. Las disputas entre ellos son habituales y, en muchas ocasiones, éstas vienen provocadas por los celos. Pero, estos en cualquiera de sus versiones, ya sea celos entre amigas o celos de pareja, no son sanos. Pero, ¿cuándo se producen los celos entre hermanos adolescentes? Los celos pueden producirse cuando llega un hermano o, por ejemplo, por la propia actuación discriminatoria de los padres. Para saber cómo afrontar los celos entre adolescentes te hemos preparado las siguientes recomendaciones.

    Consejos para afrontar celos entre hermanos
    Las disputas y celos entre hermanos son habituales en muchas casas. Tal vez, llegada esa situación no sepas cómo reaccionar, de qué manera intervenir para acabar con las discusiones. La llegada de un nuevo hermano es una de los momentos en los que habitualmente se generan celos, sin embargo, no son las únicas porque son habituales entre hermanos adolescentes. Pero, ¿cómo actuar para afrontarlos?

    • Comparaciones. Evita comparar o poner de ejemplo a un hermano. Esto puede generar competitividad, cuando entre hermanos debe primar la unión, la generosidad y la solidaridad.
    • Trato de favor. Procura no privilegiar a un hermano por encima de otro.

      Por ejemplo, no recompenses a uno de los hermanos por las buenas notas comprándole un determinado capricho, puesto que aquél que no reciba tal premio puede sentirse desplazado.

    • Disputas en casa. Ante las diferencias en el hogar no intervengas. Deja que sean ellos mismos quienes arreglen sus diferencias. Si has de intervenir que sea desde un punto de vista de la comunicación, haciéndoles ver que la pelea no conduce a ningún sitio y abogando por los acuerdos.
    • Muestras de cariño. Muchas madres y padres con varios hijos aseguran tener entre algunos de sus pequeños su “ojito derecho”. Aunque esto, tal vez, no pueda evitarse es importante que no sea una cuestión muy palpable para los adolescentes puesto que podrían sentirse, en ese caso, desplazados. Por lo tanto, para evitar los celos entre hermanos adolescentes es importante que se sientan queridos a partes iguales.
    • Relaciones sociales. Si uno de los hermanos es más sociable que el otro y tiene más amigos con los que relacionarse, procura que éste último se forje sus propias amistades. La reacción natural de muchas madres es obligar al hermano más retraído sin reparar en que esto puede provocarle mayor inseguridad ante la popularidad de su hermano.
    • Diferenciación por sexo. Atrás quedan los años en los que existían juegos para niños y para niñas o aquellos tiempos en los que las tareas del hogar era terreno vedado para ellos. Reparte, por lo tanto, el tiempo de ocio y tareas domésticas a partes iguales, sin establecer diferenciaciones.

    Sigue estas pautas y no tendrás problemas para afrontar los celos entre hermanos.

    635

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosMamáEducación niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares