Navidad 2016

Chalazión en niños: Tratamientos y diferencias con el orzuelo

Chalazión en niños: Tratamientos y diferencias con el orzuelo

Aprende a diferenciar el chalazión del orzuelo y descubre qué hacer en caso de detectarlo en tu hijo.

por en Enfermedades bebes y niños, Mamá
    Chalazión en niños: Tratamientos y diferencias con el orzuelo

    El chalazión es una inflamación de la pared interna de los párpados, aunque suele darse más en el inferior que en el superior. Se trata de un pequeño nódulo inflamado que crece lentamente y puede llegar a dar pequeñas molestias al niño, pero no llega a causarle ningún tipo de dolor. Esto dificulta enormemente su detección y, por lo tanto, su cura. No obstante, es muy importante detectarlo para evitar posibles cirugías. ¿Quieres saber cuáles son los tratamientos del chalazión en niños y cómo diferenciarlo de un orzuelo? ¡Te lo contamos!

    El chalazión tiene la apariencia de una pequeña inflamación redonda en el párpado inferior del ojo, siendo habitual encontrarlo cercano al lagrimal. Sus dimensiones pueden llegar a ser incluso de un milímetro y, por lo general, suele presentar también lágrimas y enrojecimiento. En determinados casos puede incluso venir acompañado de conjuntivitis.

    Esta inflamación aparece como causa de una obstrucción del conducto lagrimal provocado por falta de higiene ocular. En la mayoría de casos se debe a la costumbre de los niños de frotarse los ojos con las manos sucias. Lo mejor en estos casos es la prevención, por lo que enseñar a los pequeños a lavarse las manos con frecuencia va a evitar en gran medida el chalazión. También es aconsejable lavar los ojos a los bebés, ya que su sistema inmunológico aún no está completamente desarrollado y están más expuestos a agresiones externas de microbios y bacterias.

    Aunque ambos son inflamaciones en el párpado, no son iguales. El orzuelo se trata de una protuberancia irritada cercana al borde del párpado que puede aparecer tanto en el interior como en el exterior de este, y que se da por la infección del folículo de una de las pestañas. Además, se caracteriza por presentar un dolor importante.

    Sin embargo, el chalazión se aleja más del borde del párpado, ya que lo que ocurre en este caso es un agrandamiento de las glándulas productoras de grasa debido a su obstrucción, es decir, no está causada por ninguna infección bacterial. Además, y a diferencia del orzuelo, no es doloroso.

    No debes alarmarte si encuentras síntomas del chalazión en tu hijo, ya que es muy común en niños pequeños. No obstante, lo mejor es acudir al pediatra para que evalúe la situación y prescriba el medicamento que considere oportuno.
    Existen una serie de remedios naturales, pero te recomendamos que también lo consultes con tu médico antes de actuar. En niños más grandes puede hervirse medio litro de agua y echar dos cucharaditas de sal, tras lo cual dejaremos que se enfríe, empaparemos una gasa estéril y la colocaremos sobre el chalazión. También puede sustituirse lo anterior por manzanilla, ya que va a calmar el enrojecimiento y va a ayudar a la descongestión.
    Ante todo, debes tener muy presente no apretar el chalazión, ya que agravará el proceso inflamatorio y propiciará la aparición de infecciones oculares.

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que también eches un vistazo a los síntomas y dieta para gastroenteritis en niños y a estos tranquilos juegos para cuando los peques están enfermos.

    723

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosMamá

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares