Chupete ¿cómo hacer que tu hijo deje de usarlo?

Dejar el chupete no siempre es fácil. Descubre cómo hacer que tu hijo deje de usarlo.

por , il

    Chupete ¿cómo hacer que tu hijo deje de usarlo?

    El chupete, sin error a equivocarnos, puede decirse que es un inseparable compañero del niño en sus primeros años. Todos los chupetes no son iguales, pero lo que sí es común para los niños es la tranquilidad que es capaz de reportarle en determinados momentos, por ejemplo, cuando está cansado y tiene sueño, cuando empieza a llorar o cuando le están saliendo los dientes… Pero aunque resulte muy cómodo recurrir al chupete para calmar al bebé, hay que tener en cuenta que su utilización tiene que tener un límite de edad. Quitar el chupete al bebé puede resultar mucho más complicado que acostumbrarle a su uso. Hay niños que se resisten a olvidarse de su chupete, por lo que conviene tener en cuenta algunos consejos para ayudar a los padres a que sus hijos den este paso sin grandes esfuerzos o rabietas.

    Cuándo y cómo dejar el chupete

    Lo primero es tener claro cuándo hay que quitar el chupete al niño. Según los pediatras, lo recomendable es empezar a limitar su uso entre 12 y los 24 meses, y entre los 3-4 años retirarlo definitivamente, ya que utilizarlo durante más tiempo puede ocasionar problemas posteriores, como una oclusión dental defectuosa. Llegado el momento de guardar el chupete, ¿cómo hacerlo correctamente?

    Trucos para quitar el chupete

    • Lo que nunca debemos hacer como padres es perder la paciencia y frustrarse al primer intento por retirar el chupete al niño. Es normal que al principio cueste un poco. Elige una época en la que tengas suficiente tiempo para dedicar al niño ya que durante el proceso puede necesitar todo el apoyo de sus padres.
    • Olvídate de las medidas drásticas (como tirar el chupete y decirle que se ha perdido) o incluso de recurrir al castigo si persiste en seguir usándolo. Esta actitud es contraproducente para el niño, y de hecho lo único que se suele conseguir es que necesite aún más el chupete. Con atención, paciencia y cariño se consigue mucho más.
    • No conviene precipitarse y quitárselo muy pronto porque esto puede hacer que sustituya el chupete por el dedo, lo que a la larga puede ser la peor solución (por un mayor riesgo de deformación dentaria). Un buen momento para hacerlo es cuando veamos que el niño empieza a ser más independiente y dedica más atención a otras cosas como los juguetes.
    • Hablar con el niño antes de quitárselo y hazle ver que ya se está haciendo mayor y que debe dejar de usar chupete.
    • Puedes proponer al niño sustituir el chupete por un bonito peluche con el que podrá dormir en su camita. Elige alguno de sus personajes o animales favoritos para sorprenderle.
    • Hazlo poco a poco, proponiéndole metas que debe ir alcanzando. Por ejemplo puedes empezar a animarle a que solo lo use por la noche y así progresivamente. Otra idea es proponerlo el gran reto de guardar él mismo el chupete el día de su cumpleaños, como una muestra de que ya es un niño mayor.
    • Premiar y valorar el esfuerzo que el niño hace a medida que va usando menos el chupete. Esto le hará sentirse bien y motivará a seguir con sus intentos de hacerse mayor y dejarlo por completo.

    Si tienes en cuenta todos estos consejos y si no te enfadas durante el proceso ni tiras la toalla antes de conseguirlo (algo muy poco recomendable) tu niño dejará el chupete en el momento adecuado y con más facilidad de la que pensabas.

    También te puede interesar: Usar el chupete afecta a los dientes del niño: Todas las respuestas y descubre los chupetes más originales: los mejores modelos.