Navidad 2016

Colegio público o privado: ¿Qué es mejor?

Colegio público o privado: ¿Qué es mejor?

Descubre cuál es la mejor opción para el futuro educativo de tu hijo. ¡No te equivocarás en la elección!

por en Educación de los hijos, Mamá
Última actualización:
    Colegio público o privado: ¿Qué es mejor?

    Conforme crecen nuestros hijos debemos ir tomando decisiones que, como madres, no nos resultan fáciles. Una de ellas es la elección del colegio en el cual recibirá su formación, ya que de él depende que el pequeño salga preparado para cursos posteriores. Aquí es donde surge el eterno conflicto: colegio público o privado, ¿qué es mejor? Te contamos lo bueno y lo malo de cada uno. ¡No te lo pierdas!

    Existe la creencia de que los colegios privados son de una categoría superior, y que los públicos son la única opción para aquellas personas que no pueden permitirse pagarlos. Sin embargo, los colegios públicos cuentan con un nivel formativo prácticamente idéntico al de uno privado, e incluso en algunas ocasiones lo superan con creces. Por lo tanto, si lo que te preocupa es que no aprendan toda la materia que deberían, puedes relajarte. Además, los profesores pasan por un proceso de selección muy riguroso que se encarga de filtrar la gran oferta que existe y encontrar a los mejores para que tu hijo esté en las mejores manos.
    El entorno de los colegios públicos favorece el aprendizaje de una serie de valores de los que carecen los colegios privados. Para empezar, el hecho de que en su misma clase haya niños de otros países y otras religiones hace que aflore su sentido de la igualdad y deje a un lado todo atisbo racista, lo cual puede verse incluso en el hecho de que cada uno vista como quiera, sin necesidad de uniforme. También comprenden que las personas no son mejores o peores por el dinero que tengan, lo cual pasa a ser algo secundario y se buscan otras cualidades, como la personalidad o su benevolencia. Por supuesto, y esto ya cuando crecen, comprenden el esfuerzo de sus padres por ofrecerles todo lo que pueden. Aprenden, en definitiva, que menos es más, lo que constituye una lección muy valiosa para muchísimos aspectos de su futuro.

    Aunque el nivel formativo de las clases sea muy similar al de los colegios públicos, los privados ofrecen una cantidad de servicios adicionales de los que carecen los primeros.

    Clases de repaso o bilingües y actividades complementarias harán que tu hijo se mantenga ocupado durante todo el día, formándose a la vez que se entretiene.
    Sin embargo, este tipo de colegios también tienen algunos aspectos en su contra. En primer lugar salta a la vista su elevado coste económico, que hace que no muchas personas sean capaces de permitírselo. Pero no sólo eso sino que, además de los refinados valores que se les inculcan, también existe el riesgo de que a los niños sientan una superioridad frente a los que estudian en colegios públicos, aumentando las posibilidades de que aflore en ellos una personalidad altiva y de que piensen que pueden comprar todo aquello que quieran con dinero. Por supuesto, esto no se da en todos los casos y depende exclusivamente del niño y del trato que se le dé en casa.

    Como has podido comprobar, ambas opciones tienen sus pros y sus contras. Una sugerencia es que los niños asistan a un colegio público adecuado y tengan actividades extraescolares tales como los servicios que ofrecen los privados, como por ejemplo asistir a una academia de inglés. Se podría decir que esta elección es el término medio, por lo que aprenderá los valores de la pública y los conocimientos de la privada. Sin duda, una de las mejores decisiones para el desarrollo de tu hijo.

    718

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosMamá

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares