Navidad 2016

Comidas en los niños: cómo distribuir los alimentos en los más pequeños

Comidas en los niños: cómo distribuir los alimentos en los más pequeños

Comidas en los niños: cómo distribuir los alimentos en los más pequeños. Al contrario de lo que muchas personas piensan, realizar tres comidas al día no es la solución para una correcta alimentación sino que realizar cinco es lo perfecto. Comer al menos 4 o 5 frutas diarias y comer un poco de todo es lo fundamental para un crecimiento sano, saludable y equilibrado.

por en Alimentación Bebés, Mamá, Alimentación Equilibrada, Consejos Bebés
Última actualización:

    Alimentación en los niños

    Comidas en los niños: cómo distribuir los alimentos en los más pequeños. La alimentación de nuestros niños siempre nos tiene muy preocupados porque queremos que estén bien alimentados, que no se queden con hambre, que coman los alimentos adecuados, que se encuentren en buen estado de salud gracias a una buena, sana y equilibrada alimentación, etc. para ello os vamos a mostrar cuál es la distribución de comidas perfectas para que nuestros hijos tengan todos los nutrientes necesarios y estén adecuadamente alimentados. ¿Te animas a averiguarlo?

    La alimentación de nuestros hijos es fundamental para un correcto crecimiento y un adecuado estado de salud.

    Sabemos que a los niños no les gusta comer de todo, o al menos no a la gran mayoría. El pescado, la fruta y la verdura son algunos de los alimentos que menos les gustan, sin embargo, son de los más imprescindibles.

    Para que los niños empezaran a coger el gusto por comer sano y saludable a través de las frutas y las verduras, la Comunidad Autónoma de Valencia puso en marcha un juego online para toda la familia en la que a través de pruebas sencillas como hacer la compra, por ejemplo, enseñaban a los niños la importancia de comer vegetales y les animaban a hacerlo. A esta forma de enseñar a comer bien se le llamó Método Bouquet.

    Y es que la alimentación es muy importante para los más pequeños. Ya no solo para evitar la cada vez más temida obesidad infantil, que hace estragos en muchos niños durante su infancia y parte de su adolescencia, sino porque para su desarrollo en el aprendizaje es muy importante una correcta alimentación que les aporte a los más pequeños la dosis necesaria de proteínas, vitaminas, minerales, energía, etc.


    Un niño, y realmente no solamente los niños, debería tomar al menos cinco comidas al día. Esta es una máxima muy importante y que hay que seguir siempre.

    Al contrario de lo que muchas personas piensan, hacer tres comidas al día y comer en ellas un poco más de la cuenta es suficiente para estar bien alimentados. Esto es totalmente falso. Para una alimentación perfecta se han de realizar, repetimos, cinco veces al día.

    Desayuno

    Es la comida más importante del día. Y un alto porcentaje de niños no desayuna de la forma adecuada. El no hacerlo correctamente influye en el rendimiento de los niños, bajando su energía, provocando cansancio,etc.

    Desayudar leche, yogures, cereales, galletas o pan con tomate o aceite de oliva y una pieza de fruta es muy importante.


    Tentempié a media mañana

    Durante el recreo de la mañana es bueno que les preparemos un bocadillo, que tampoco sea muy grande, más bien ligero, para llenar un poco su estómago y evitar esa sensación de vacío.

    Un sándwich con algún tipo de fiambre es muy recomendable, o en su defecto una manzana, mandarinas, o un plátano que es muy saludable.

    Comida

    Junto con el desayuno es la segunda comida más importante del día. En ella se debe variar de alimentos: legumbres, verduras, patatas, ensaladas, huevos, carne, pescado, etc.

    Deberíamos preparar un primer y segundo plato. Con ello variaremos los alimentos y será mucho más enriquecedor.

    Merienda

    Tres o cuatro horas después de la comida, es bueno que merienden algo. Esta merienda no ha de ser muy fuerte tampoco ya que a medida que vamos entrando en las últimas horas del día deberíamos comer menos, tanto los niños como los adultos.

    Lo mejor sería que se comieran una o dos piezas de fruta ya que de esta forma cumpliríamos con las 5 frutas diarias que toda persona debería comer. Por otro lado, comer un sándwich también sería muy saludable.

    Cena

    La cena ha de ser la comida menos importante del día. Y con menos importante nos referimos a que debe ser la menos copiosa. No debemos olvidar que posteriormente a la cena nos iremos a dormir y no es bueno que los pequeños se marchen a la cama con el estómago lleno.

    Para ello cenar un ensalada, un arroz, una guarnición de verduras o un pescadito a la plancha es lo ideal.

    936

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Alimentación BebésMamáAlimentación EquilibradaConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares