Cómo adivinar el sexo de tu bebé: Todos los trucos

por , il - Última actualización

    Cómo adivinar el sexo de tu bebé: Todos los trucos

    ¿Es posible adelantarse a la ecografía para desvelar el sexo del bebé? No faltan trucos y métodos a los que, aunque no cuenten con el aval científico, recurrimos para tratar de dar respuesta a la gran pregunta de si será niño o niña. Lógicamente, lo más importante es que el bebé esté sano y que durante el embarazo no haya ningún problema, pero esta pregunta, a la que algunos padres todavía prefieren no dar respuesta hasta el momento del parto, a buen seguro que durante los nueve meses te la harás más de una vez. Uno de los métodos más conocidos para adivinar el sexo del bebé es la tabla china pero, como veremos, no es el único, algunos de ellos de lo más curiosos.

    Tabla china

    La tabla china es un método tradicional y sencillo para el que necesitamos conocer dos datos: la edad de la madre y el mes en el que el bebé fue concebido. Un dato que no siempre es exacto y que se supone que corresponde aproximadante 2 semanas después de la última regla. Al cruzar los datos en la tabla, si la casilla es azul, será niño; si es rosa, será niña.

    Gotas de aceite en la barriga

    Otro método popular, y curioso, para tratar de saber si será niño o niña consiste en poner gotas de aceite sobre la barriga de la embarazada. Si el aceite se mueve rápido, será niño; si se mueve despacio, será niña.

    La forma de la barriga

    Uno de los trucos más conocidos para tratar de adivinar el sexo del futuro bebé. Así, según la creencia popular, si la barriga de la embarazada es puntiaguda, será un niño, mientras que si tiene una forma más bien redondeada, será niña.

    Truco de la coronilla

    Si ya somos madres, podremos fijarnos en la coronilla del niño o niña para tratar de adivinar el sexo de su futuro hermanito o hermanita. Según la creencia popular, si el nacimiento del pelo está en el centro, será una niña; si está a un lado, niño.

    Antojos

    Los antojos, a los que no hay por qué decir que no, también se supone que pueden ayudar a predecir el sexo del futuro bebé. Según esta creencia popular, si a la futura mamá le entran antojos de dulces durante el embarazo, será una niña; mientras que si prefiere alimentos salados o ácidos, será niño.

    Prueba del anillo

    Este método popular consiste en colocar una cadena con un anillo de bodas suspendido sobre la barriga de la embarazada. Si comienza a moverse en forma de círculos será una niña, mientras que si lo hace de delante a atrás entonces será un niño.

    También te puede interesar: Color de los ojos del bebé: ¿cuál será?

    Viajes y vacaciones