Cómo detectar problemas visuales en los niños

La detección precoz es vital para solucionar a tiempo los posibles problemas visuales de los niños, así como acudir a revisiones periódicas.

por , il

    Cómo detectar problemas visuales en los niños

    Los expertos advierten, uno de cada cuatro niños en edad escolar tiene algún problema de visión. La detección precoz es importante para solucionar los problemas visuales a tiempo. Es por ello que debes estar atenta a los posibles síntomas que te indicarán que un niño pueda tener problemas visuales, siendo la miopía, el astigmatismo, la hipermetropía y el estrabismo los más habituales.

    Problemas visuales en los niños

    El más común según los oftalmólogos es la ambliopía, más conocido como ojo vago, al que se une la miopía, el astigmatismo, la hipermetropía y el estrabismo. La mayoría de los problemas visuales se comienzan a ver en colegio, cuando los niños empiezan a escribir y leer. Por lo que es importante estar atento a las señales que nos advierten de un posible problema de visión y acudir al especialista para solucionarlo cuanto antes.

    Síntomas de un posible problema de visión

    • Los espacios marcados. Si se sale constantemente de los espacios marcos para escribir o para colorear, sobretodo si ya maneja la escritura con cierta soltura.
    • Cansancio. Si suelta el lápiz por cansancio y se frota los ojos a menudo. Podría indicar que está forzando la vista
    • Lectura. Si el niño o niña ya sabe leer y su compresión lectora es menor de la que debiera ser por su edad. A su vez hay que fijarse si le cuesta copiar los enunciados que se ponen en la pizarra o entorna los ojos para verlos.
    • Primera fila. Se suele poner en la primera fila de clase para tener una mayor visión.

    Esto en cuando al plano escolar. Si ves que tu pequeño pueda tener problemas visuales, conviene que hables con su profesor y preguntarle sobre los ejemplos citados antes. Veamos ahora cómo detectarlos en casa.

    • La mirada. Notas que no enfoca bien la mirada y que se tropieza habitualmente con los objetos que hay en la casa.
    • Sensibilidad a la luz. Sensibilidad ante la luz solar habitual, así como pupilas dilatadas o nubladas.
    • Dolor de cabeza. Se queja con frecuencia de que le duele la cabeza. Se acerca demasiado al televisor o a los libros y tiende a guiñar un ojo cuando lo hace.
    • Tuerce los ojos. Tuerce los ojos y mantiene los objetos muy cerca de la cara cuando intenta enfocar.

    Qué hacer ante un problema de visión

    Los padres no suelen equivocarse cuando piensan que sus hijos puedan tener algún problema de visión. Es más, el mero hecho de pensarlo indica que algo no va bien. ¿Qué hacer entonces? Ante la duda, lo mejor es acudir a un especialista en oftalmología. Se podrá comprobar de verdad si existe alguna anomalía y cómo solucionarla. Aquí te contamos los mejores consejos para elegir las gafas para tu hijo.

    Recomiendan también llevar a los niños a revisiones periódicas a partir de los tres años de edad para evaluar mediante diferentes test la agudeza visual de los menores. Una inspección ocular simple es importante para un buen desarrollo de la vista.

    También te puede interesar: Problemas de visión: Prevenir el bajo rendimiento escolar y Miopía infantil: Jugar a la play o ver el móvil en exceso genera miopía