Navidad 2016

Cómo evitar que tu hijo estudie de memoria

Cómo evitar que tu hijo estudie de memoria

Memorizar no es aprender. Te damos unos prácticos consejos para que tu hijo comprenda al 100% sus asignaturas.

por en Consejos prácticos para mamás, Educación de los hijos, Mamá
Última actualización:
    Cómo evitar que tu hijo estudie de memoria

    Como madres nos gusta que los niños digan todo lo que saben de carrerilla, ya que el hecho de que los consideremos inteligentes nos enorgullece. Pero, ¿realmente es bueno que memoricen? La respuesta es no. Todo lo aprendido por estos métodos sólo hará que el niño memorice frases y palabras que más adelante olvidarán. Te damos unos prácticos consejos para evitar que tu hijo estudie de memoria y ayudarlo a comprender mejor sus asignaturas.

    La palabra estudiar es muy temida por los niños, y con razón. En la mayoría de sistemas educativos se les exige aprender de memoria grandes cantidades de materia, especialmente en matemáticas y otras asignaturas científicas. Por lo tanto, lo primero que debes hacer es enseñar a tu hijo qué es estudiar y cómo se hace.
    Estudiar no es aprender de memoria sino comprender una lección, por lo que debe preguntar cada vez que no haya entendido algo. Es muy importante que le dejes esto claro ya que, de no hacerlo, nunca preguntará ni en casa ni en el colegio. También es imprescindible que le demuestres que no es malo no comprender algo que se haya explicado, y es que la mayoría de niños tienen miedo de que sus compañeros se burlen de ellos al preguntar.
    Necesitarás un poco de paciencia hasta que entienda la diferencia entre aprender y memorizar, pero los resultados son indiscutibles. ¡No dejes de intentarlo!

    Para que el niño comprenda mejor qué es aprender, lo mejor es ponerlo en práctica. En primer lugar, cada vez que le expliques algo nuevo pregúntale si lo ha entendido.

    Si te dice que sí, pídele que te lo explique con sus palabras. Con esto se dará cuenta perfectamente de si lo ha entendido o no, y será el momento en el que pregunte todas sus dudas. Hazle sentir siempre bien y ten mucha paciencia, ya que el simple hecho de ver que te desesperas hará que deje de preguntar y prefiera aislarse y aprenderlo como pueda, es decir, memorizando.
    Cuando ya tengáis controlado el sistema de preguntar las dudas, habrá llegado el momento de pedirle que haga resúmenes y esquemas. Ambas técnicas le permitirán ordenar todas las ideas en su cabeza y favorecer su entendimiento. Serán, sin duda, una de las herramientas más útiles con las que contará en un futuro para estudiar.
    Por último, una de las mejores formas de fomentar el aprendizaje es el método Montessori, el cual se encarga de desarrollar la curiosidad de los niños con juegos para que sean ellos mismos los que quieran aprender. ¡Pronto verás los resultados!

    539

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásEducación de los hijosMamá

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares