Navidad 2016

Cómo hacer recordatorios de Primera Comunión personalizados

Cómo hacer recordatorios de Primera Comunión personalizados

Haz tú misma unos preciosos recordatorios para los invitados de una forma muy económica y original. ¡No habrá otro igual!

por en Mamá, Primera Comunión
Última actualización:
    Cómo hacer recordatorios de Primera Comunión personalizados

    El vestido de Comunión, los complementos, la decoración, el convite… Todos son detalles que conllevan un gasto importante a la familia. Los recordatorios para los invitados también suponen un desembolso significativo, además del dolor de cabeza que comporta buscar el detalle idóneo. Si buscas unos recordatorios únicos y que no requieran grandes cantidades de dinero, te animamos a que los hagas tú misma con estas ideas sobre cómo hacer recordatorios de Primera Comunión personalizados.

    Los marcapáginas son un recuerdo muy sencillo de hacer, además de suponer un detalle especialmente práctico. Son muy flexibles a la hora de personalizarlo, por lo que podrás hacerlo tanto manualmente como acudiendo a una imprenta.
    Si quieres hacerlo de forma tradicional, hazte con los siguientes materiales: cartulina, papel decorativo, pegatinas de Comunión o fotografía de tu hijo, forro para libros, un bolígrafo dorado o plateado, una perforadora de papel y cintas de tela.
    Haz un rectángulo en el centro y comienza escribiendo “Recuerdo de mi Primera Comunión”, seguido del nombre de tu hijo o hija y la fecha de la ceremonia. Mide la zona en la que quieres colocar el papel decorativo, recórtalo y pégalo procurando no tapar lo que acabas de escribir. Decora tu marcapáginas con la fotografía de tu hijo o las pegatinas de Comunión y fórralo con forro de libros, con cuidado de no hacer burbujas. Si no encuentras las pegatinas, siempre puedes descargar algunos diseños gratuitos de internet. Por último, haz un agujero con la perforadora y hazle un bonito lazo con la cinta de tela.
    Si tienes algo de maña con programas de diseño también te animamos a que los elabores digitalmente y acudas a una imprenta. Es una opción mucho más rápida para aquellas personas que cuenten con poco tiempo.
    Por último, te recomendamos que si quieres huir de los típicos puntos de libro eches un vistazo a otros marcapáginas con formas originales. ¡Te encantarán!

    Realiza una serie de llaveros y colgantes con la fotografía de tu pequeño y obtén un recuerdo original tanto para hombres como para mujeres. Tan sólo necesitarás camafeos, sus cristales, pegamento, las anillas de los llaveros, hilo encerado para los colgantes y la foto de tu hijo.
    Los camafeos son muy fáciles de encontrar en cualquier tienda de bisutería o mercerías, y los cristales los venden en el mismo lugar. Hay de diversos tamaños, por lo que lo mejor es que lo compres antes de ir a imprimir las fotografías.

    Una vez los tengas, acude a donde te imprimirán las fotos y coméntales el tamaño que quieres que tengan las fotografías para que el dependiente te lo imprima a medida.
    Ya impreso, recorta en círculos las fotografías y pégalas en los cristales, con cuidado de que no aparezcan burbujas. Una vez seco, pega ambos al camafeo. Es importante que sepas que una vez pegado no hay que separar la foto del cristal, ya que quedará inservible. A partir de aquí ya sólo tendrás que escoger si quieres ponerle un llavero para dárselo a los hombres o hilo encerado para las mujeres.

    Este año se lleva mucho el dar recuerdos que no se queden encerrados en un cajón, por lo que regalar comida es toda una tendencia. Como el interior ya lo conocemos, el envoltorio debe ser especialmente llamativo, aunque contamos con la ventaja de poder adaptarse a cualquier cosa que tengamos en mente.
    Busca o elabora unas bolsitas de tela atractivas. Puedes bordarle el nombre de tu hijo o la frase “Recuerdo de mi Primera Comunión” y la fecha. Si quieres un resultado más original, atrévete a hacer tú misma unas bolsitas con formas divertidas que seguro encantarán a todos.
    Si prefieres optar por una cajita, debes saber que aún tiene más juego. Puedes pegar una fotografía de tu hijo o dibujar motivos religiosos. También puedes cubrirlo con papel decorativo o pintarlo de algún color en especial, e incluso puedes hacer unas preciosas cajitas decorativas con ganchillo.
    Podrás dar rienda suelta a tu imaginación y, seguro, obtendrás unos fantásticos recuerdos con los que enamorar a tus invitados.

    842

    ESCRITO POR PUBLICADO EN MamáPrimera Comunión

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares