Navidad 2016

Cómo hacer un reportaje de Primera Comunión

Cómo hacer un reportaje de Primera Comunión

El reportaje de Primera Comunión es el mejor documento gráfico de un día tan especial. Reportaje que incluirá fotografías individuales del niño o niña, con los familiares y amigos y, por supuesto, de cada momento de la ceremonia y de la jornada.

por en Mamá, Primera Comunión, Consejos Bebés
Última actualización:
    Cómo hacer un reportaje de Primera Comunión

    Para conseguir un buen reportaje gráfico lo más importante es que los niños lo vean como algo divertido, de lo contrario las fotos no resultarán naturales y ellos se cansarán mucho antes. No podemos olvidar que son niños, y por lo tanto tienen menos paciencia que los adultos cuando tienen que hacer que no les gusta o se ven sometidos a demasiada presión. Lo importante es que no se pongan nervioso ni se sientan presionados.

    El reportaje de las fotos individuales, las cuales se suelen utilizar para los recordatorios de Comunión, álbumes de firmas, marcapáginas y, por supuesto, para enmarcar y colocar en algún lugar especial de la casa, es mejor hacerlas unas semanas antes de la Comunión, para evitar las prisas y los nervios ante la inminente fecha. La noche antes es conveniente que se acuesten temprano, para que estén descansados para la sesión de fotos. Antes de empezar es bueno que coman algo. Vamos a ver, a continuación, algunos consejos más, sobre todo para las madres que suelen ponerse más nerviosas que los niños, para que todo resulte perfecto.

    1. Lo primero de todo es elegir al profesional que realizará las fotos (siempre y cuando no cuentes con un familiar o amigo cuya pasión sea la fotografía) y el estilo de las mismas (más clásico, más moderno…). Es importante que el fotógrafo transmita confianza a los niños para que sientan cómodos y pueda captar con naturalidad sus gestos y rasgos más característicos.

      Para acertar con la elección es conveniente ver algunos de sus anteriores trabajos, para saber si es el estilo que buscamos.

    2. Es importante que los padres cuenten al fotógrafo su idea o cómo les gustaría que fuera, para establecer una mayor complicidad y conseguir el reportaje ideal.
    3. También hay que elegir el escenario. La opción más clásica es hacerlo en el propio estudio fotográfico, pero también podemos hacerlas en casa o al aire libre, creando el ambiente adecuado. Las fotos en exterior aportan un toque más fresco y espontáneo, aunque siempre hay más riesgo de que la ropa se manche, por lo que hay que ser más precavidos con los preparativos y con la elección del escenario.
    4. Un día antes de la sesión procura tener todo preparado, el vestido, zapatos y los complementos, decidido el tipo de peinado (suelto o recogido).
    5. El reportaje puede incluir fotos con diferentes cambios de ropa y con el resto de miembros de la familia, para guardar un recuerdo de un día tan especial.
    6. Procura que la sesión fotográfica no sea demasiada larga (no más de una hora) para evitar el cansancio de los niños.

    También te puede interesar: Recordatorios de Primera Comunión originales y descubre las mejores ideas de regalos para niñas de Primera Comunión.

    588

    ESCRITO POR PUBLICADO EN MamáPrimera ComuniónConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares