Cómo interpretar los dibujos de los niños

Cómo interpretar los dibujos de los niños

Dibujar es una de las maneras de expresar lo que piensan y sienten los niños en un determinado momento. Líneas, formas y colores que desvelan su personalidad. ¿Cómo interpretar los dibujos de los más pequeños?

por en Consejos prácticos para mamás, Mamá, Consejos Bebés
Ultimo aggiornamento:

    Los dibujos, o los garabatos de los más pequeños, son una forma de expresión a través del lenguaje no verbal que revela mucho sobre la personalidad de los niños. Todos los dibujos quieren decir algo, contar alguna historia e, incluso, pueden tener un significado más profundo, configurándose como un intento de comunicar sus emociones a mamá y papá. El miedo, la alegría, la desesperación, la tristeza, la alegría… son algunos de los sentimientos que los más pequeños transmiten a través de los dibujos. La forma del dibujo, la posición, color, son algunos de los elementos básicos que deben tenerse en cuenta cuando se trata de desvelar la interpretación de los dibujos infantiles. Dado que las teorías con respecto a la interpretación psicológica varían, vamos a ver algunas pautas para una interpretación sencilla y básica de lo que quieren transmitir los niños a través de los dibujos.

    Para una interpretación psicológica lo primero que hay que considerar es la posición del garabato o dibujo en el papel, incluyendo el punto de partida. Hasta los 18 meses de edad el niño tiende a considerarse como el centro del mundo, ¿por qué prefieren iniciar los dibujos desde el centro de la hoja, pasando gradualmente hacia los bordes? Si partimos de esta premisa, lo contrario podría indicar un poco de timidez infantil. También debe considerarse el espacio del papel ocupado por los dibujos. Cuando mayor sea el dibujo, más alto será su grado de extroversión y viceversa. Por otro lado, hay quienes consideran que el mejor punto de partida es la denominada esquina materna, situada en el lado izquierdo de la hoja.

    Los dibujos también revelan el grado de libertad de expresión, teniendo en cuenta desde el espacio que ocupa el dibujo (si ocupa todo el papel o solo una parte), así como el trazo del lápiz o la pintura. Así, por ejemplo, un niño sometido a una estricta educación podría desarrollar un temblor repentino e indeciso, evitando cubrir toda la hoja de papel por miedo a cometer errores. Por su parte, un trazo fino, indicaría una alta sensibilidad pero también una mayor fragilidad. Si, por el contrario, es trazo del dibujo es fuerte y marcado, estaríamos ante una personalidad enérgica y decidida. Las discontinuidades revelan dudas en cuanto a su valor, inseguridades, tendencia a encerrarse en sí mismos.

    Otro aspecto a tener en cuenta es la forma del dibujo, indicación importante con el fin de desvelar su interpretación. Las líneas totalmente rectas se asocian generalmente con el arquetipo masculino e indican tensión y un toque de agresividad, mientras que las líneas curvas, asociadas con las cualidades femeninas de aceptación, revelarían una personalidad abierta y fácilmente adaptable.

    También te puede interesar: Cómo interpretar los sueños de los niños.

    613

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásMamáConsejos Bebés Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares