Navidad 2016

Cómo mejorar la comprensión lectora en niños

Cómo mejorar la comprensión lectora en niños

Cómo mejorar la comprensión lectora en niños. Aunque sepan leer, puede darse el problema de que no entiendan el sentido del texto. ¿Cómo ayudarles?

por en Educación de los hijos, Mamá, Consejos Bebés, Educación niños
Última actualización:

    comprension lectora en niños

    Aunque sepan leer, no todos los niños comprenden el sentido del texto. ¿Cómo mejorar su comprensión lectora? La clave es sencilla: fomentar la lectura, un hábito que hay que practicar a diario.


    Mejorar la comprensión lectora en los niños forma parte de su educación y aprendizaje. Para ello, hay una regla básica y que conviene poner en práctica a diario: leer. Sin embargo, aunque como constatan los informes PISA, todos los niños saben leer pero algunos de ellos no comprenden lo que están leyendo. Un problema que tiene solución. Te contamos cómo ayudar a los niños a entender mejor el sentido de los textos, es decir, a comprender y saber explicar lo que está leyendo. El papel de los padres, como veremos, es muy importante a la hora de ayudar a los más pequeños tanto a adquirir el hábito de la lectura como a mejorar la comprensión lectora.


    El hábito de lectura no se adquiere de un día para otro. Para que se lleve a cabo es necesario, en primer lugar, establecer un buen clima para ello. Es aconsejable, por ejemplo, procurar que los niños tengan a su alcance libros de su interés. También resulta muy eficaz que los padres prediquen con el ejemplo. Si los padres leen en su presencia, los niños considerarán la lectura como una actividad placentera.

    No hay que olvidar que durante la infancia, los niños tienden a emular hábitos y comportamientos de los adultos.

    Cuando son pequeños, una buena idea es leerles cada día un cuento. Uno de los mejores momentos para hacerlo es antes de acostarse, un tiempo que conviene que los padres reserven cada día para disfrutarlo con los más pequeños.

    Cuando son más mayores, hay que procurar que lean a diario, unos diez minutos como mínimo. Si son reacios a hacerlo, se puede alcanzar un acuerdo con ellos. Así, por ejemplo, se puede negociar que si leen durante un rato, luego podrán jugar con el ordenador. Cuando ya hayan acabado la lectura, es bueno hacer preguntas a los niños sobre lo que han leído para comprobar que efectivamente lo han entendido.

    La lectura no solo favorece el desarrollo intelectual, sino que también es una de las herramientas más útiles para cuidar la salud de nuestra memoria. Al igual que, como padres, enseñamos a los niños a adoptar hábitos saludables a la hora de comer, leer también debe formar parte de esta lista. Un libro es la mejor manera de abrir la mente, y si queremos que realmente se interesen, hay que tener en cuenta sus gustos y preferencias. Elegir siempre los libros adecuados a su edad.

    También te puede interesar: Libros para niños: títulos para crecer y divertirse.

    607

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosMamáConsejos BebésEducación niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares