Navidad 2016

Cómo mejorar la comunicación con los hijos: Las claves

Cómo mejorar la comunicación con los hijos: Las claves

Cómo mejorar la comunicación con los hijos: Las claves. Si sientes que la relación con tus hijos no es la mejor, te damos unos consejos para mejorar la comunicación y la confianza mutua.

por en Educación de los hijos, Mamá, Paternidad, Consejos Bebés, Familia, relación con los padres
Última actualización:
    Cómo mejorar la comunicación con los hijos: Las claves

    Cómo mejorar la comunicación con los hijos: Las claves. Si has sentido alguna vez que te cuesta comunicarte con tus hijos, que no sigue nunca tus consejos, o que no confía en ti para contarte sus problemas, no te preocupes. Existen muchas formas de recuperar la confianza que tus hijos han perdido hacia ti, y si las pones en práctica, tu y ellos notaréis que la relación mejora. Es muy importante encontrar el punto medio entre ser padre y ser amigo, esto puede ser una de las claves hacia el éxito. No te desesperes si tus hijos están en una edad difícil o simplemente no acatan tus reglas. Con un poco de esfuerzo conseguirás que todo eso cambie.

    Muchos padres creen que la relación con sus hijos de basa en el amor incondicional que sienten hacia ellos, en la experiencia que tienen de la vida y en la necesidad de los niños en ser educados, pero con eso no basta.

    Los sentimientos emocionales del niño son tan complejos como los de los adultos, lo que hace imprescindible tanto decir lo que hay que decir, como escuchar lo que nuestros hijos piensan, aunque pueda parecer una tontería. El estrés, el cansancio o los problemas en el trabajo, son aspectos de la vida cotidiana que afectan a esa comunicación, y no preocuparnos por ejemplo, de su alimentación, puede dar lugar a problemas de obesidad infantil.

    Los adultos confiamos nuestros sentimientos y problemas, a quien sabemos que nos va a escuchar, pues lo mismo les pasa a los más pequeños. Tanto niños como adolescentes, necesitan a alguien que les escuche y les preste atención, y si nosotros no lo hacemos, acabarán contándoselo a algún amigo que seguramente, les dé un mal consejo.


    Existen algunos casos de padres que utilizan las llamadas conversaciones cerradas, donde no dan oportunidad al niño de responder, ni de mostrar sus sentimientos. Te mostramos algunos casos que no debes llevar a cabo.

    • Padres autoritarios: Son padres que imponen sus leyes por la fuerza y no dan oportunidad al niño a réplica alguna, mediante órdenes, amenazas o gritos. Lo que a la larga terminará en una falta de confianza por parte de sus hijos.
    • Padres que hacen sentir culpables: Estos padres utilizan el lenguaje en negativo, infravalorando a sus hijos, con frases como “ves, ya te lo dije” o similares. Son frases utilizadas por todos los padres, pero si son constantes, harán al niño inseguro.
    • Padres que quitan importancia a las cosas: Este ejemplo se refiere a los padres que piensan que los problemas de sus hijos, no tienen ninguna importancia frente a los suyos. Con estas frases que pretenden tranquilizar rápidamente al niño, como “Bah, no te preocupes, eso es una tontería”, sólo lograremos demostrar a nuestro hijo que no nos interesan sus problemas o que los consideramos de poca importancia, aun tratándose de algún problema serio como el acoso escolar.
    • Padres que dan conferencias: Este tipo de padres hacen uso diario de la palabra “deberías”, basándose en su experiencia propia y sin escuchar lo que realmente el niño siente. Lo que conseguiremos con esta actitud será el rechazo, o que nuestro hijo piense: “Ya está otra vez diciéndome lo que tengo que hacer”.

    Como conclusión podemos decir que lo más importante, y lo que menos ponemos en práctica, es escuchar a nuestros hijos. Intentar comprenderlos y mostrarnos receptivos para que nos abran las puertas a sus sentimientos.

    708

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosMamáPaternidadConsejos BebésFamiliarelación con los padres

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares