Cómo preparar un biberón: Pasos para hacerlo bien [VÍDEO]

Cómo preparar un biberón: Pasos para hacerlo bien. Preparar un biberón correctamente y dárselo al bebé es muy fácil y sencillo, sin embargo necesita de un poco de experiencia para hacerlo correctamente. Tanto la madre como el bebé se han de acostumbrar a la postura. Para elaborar un biberón, lo principal, es tener muy higiene y limpieza, lavar y esterilizar los biberones frecuentemente.

  • Comenta
Preparar un biberon

Cómo preparar un biberón: Pasos para hacerlo bien. Cuando somos madres primerizas todo se nos hace todo un mundo ¿sabremos ponerles la ropita sin hacerles daño? ¿Cómo se prepara un biberón? ¿Qué pasos hay que seguir para hacerlo bien? ¿Le sabremos colocar correctamente a la hora del baño diario? En este artículo no podemos responder a todas estas preguntas así que nos vamos a centrar en una de las más importantes: cómo elaborar un biberón de la forma correcta, que pasos hay que seguir y como colocar al bebé correctamente para que trague la menor cantidad de aire posible.

Una de las cosas más fundamentales que tenemos que aprender a hacer y sobre todo a hacer bien, es decir, con limpieza y con los pasos adecuados es a: hacer los biberones, correctamente, para dar de comer a nuestros pequeños.

El primer paso para preparar correctamente el biberón del bebé es contar con una higiene extrema. Los bebés son muy vulnerables, y las manos son una de las partes de nuestro cuerpo que más agentes nocivos tiene, principalmente, las uñas donde se acumulan gran cantidad de bacterias que podemos transmitir a nuestro bebé si no somos rigurosos con la limpieza de estas. De tal forma se recomienda no dar el biberón al pequeño con la misma ropa con la que realizamos la limpieza del hogar.

Higiene en la preparación

  • Limpieza personal. Lavarse las manos y las uñas cuidadosamente así como cambiarnos la ropa antes de la toma para no tenerla sucia si hemos estado limpiando anteriormente.
  • Limpieza de biberones y tetinas. Una vez que elegimos el biberón más adecuado para nuestro bebé, procedemos a su limpieza exhaustiva. La limpieza se tiene que hacer mediante hervido o por inmersión en soluciones de hipoclorito al 1% durante al menos 3 horas.
  • No ha de dejarse, en el termo, la disolución de la leche ya que en ella podrían crecer diferentes gérmenes. Es mejor hacer la disolución en el momento oportuno que preparar grandes cantidades y dejarlas reposar.

Cómo preparar la leche

Si vamos a utilizar leche líquida el procedimiento es igual de sencillo que cuando los adultos no tomamos un vaso de leche. La vertemos en el biberón directamente y la calentamos.

Si utilizamos leche en polvo el procedimiento a seguir es el siguiente:

  • En primer lugar tenemos que disponer de agua mineral sin gas, es aconsejable este tipo de agua en vez del agua del grifo ya que tiene menos cal y es más pura.
  • Retiramos el biberón del esterilizador con ayuda de unas pinzas y lo llenamos con el agua mineral.
  • En el agua diluimos la leche en polvo. Los cacitos que tenemos que echar vienen determinados en el bote de leche en polvo que compremos o bien vendrán determinados por el pediatra.
  • Disolvemos la leche en polvo removiendo con una cuchara de tallo largo, para evitar que se nos cuele en el biberón, de tal forma que quede totalmente disuelta y sin grumos.
  • Posteriormente calentamos la leche al baño María que es de la forma más tradicional, en el calientabiberones eléctrico o microondas. Este último es el menos aconsejable de todos ya que no calienta en todo el biberón por igual. La botella se ha de colocar de pie y sin tapón para que salga el calor.
  • Cuando consideremos que el biberón está caliente lo probamos antes de dárselo a tomar al bebé, una temperatura superior a 37º o 38º será demasiado ya que el bebé se podría quemar, para ellos pondremos un poco la base del biberón al grifo con agua fría y así se rebajará el calor.

Cómo colocar al bebé para darle el biberón

Una vez que tenemos el biberón preparado procederemos a dárselo al bebé. La forma en la que tenemos que colocar al bebé para darle la toma necesita de un poco de experiencia para hacerlo correctamente. Se necesita de un periodo de aprendizaje tanto para la madre como para el bebé.

El biberón debe estar colocado de tal forma que la tetina esté siempre llena de leche ¿para qué? En primer lugar para que el bebé no absorba aire y luego le produzcan los tan temidos gases que son uno de los males que sufren muchos pequeños.

El bebé ha de estar en posición semi-incorporada o recostado de tal forma que pueda él tomar la iniciativa para la toma.

Aunque parece una forma muy simple no siempre lo es, sobre todo cuando no estamos acostumbrados a ello. En poco tiempo conseguirás hacerlo bien.

Algo que es muy importante es no dejar enfriar la leche del biberón ya que si el bebé la toma fría podría provocarle algún problema gastrointestinal como gases o diarreas.

Y por último no olvides que después de la toma debes colocar al bebé boca abajo en tu regazo o agarrándolo pegado a tu pecho con su cabecita sobre tu hombro para que erupte y expulse el gas. Si le damos unas palmaditas suaves en la espalda le ayudaremos en este proceso.

Esperamos haberos ayudado. A continuación os dejamos con un vídeo ilustrativo.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

miércoles 09/05/2012 escrito por Sara Vaquero Hernández en ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
Síguenos EllaHoy
vuelve arriba