Cómo proteger tu vientre durante el embarazo

Extrema las precauciones para mantener a salvo tu salud y la de tu futuro bebé con los consejos que te damos. ¡Evitarás todo tipo de golpes!

por , il

    El vientre es el punto más delicado para toda mujer embarazada. Sufrir un golpe o una caída es tan peligroso para la salud de la madre como para la vida del futuro bebé, por lo que debes poner en práctica todas las precauciones posibles. Te contamos cómo proteger tu vientre durante el embarazo.

    Te recomendamos que también eches un vistazo a las causas y remedios del dolor en el bajo vientre.

    Duerme de costado

    Lo primero que debes hacer es asegurarte de adoptar una postura cómoda para dormir durante toda la noche, ya que cuando estamos dormidas podemos movernos y darnos un golpe sin darnos cuenta. Lo mejor es tumbarte de costado con las rodillas dobladas, colocando una almohada entre las piernas. Así, tu vientre estará a salvo de todo golpe y tu espalda también te lo agradecerá.

    Indícale a tu otro hijo que tenga cuidado

    Si tienes otro hijo además del que viene en camino, asegúrate de decirle desde un principio que tiene que llevar mucho cuidado con tu barriga, ya que dentro está su futuro hermanito. Explícale que cuando esté cerca de ti tiene que caminar en lugar de correr y para tocarla lo tiene que hacer con mucho cuidado. Una buena idea es indicarle que sólo puede tocarlo para darle besitos.

    Transita calles con poca gente

    Cuanta más gente haya a tu alrededor, más probabilidad habrá de que alguien te dé un golpe. Evita las aglomeraciones y sitios atestados, como puede ser la playa en pleno verano, las piscinas públicas o festividades en lugares reducidos.

    Lleva zapatos cómodos

    Aunque no sean causa directa de un golpe en el vientre, lo cierto es que llevar zapatos cómodos y estables te ayudarán a evitar resbalones o torceduras de tobillo. Llevar unos zapatos incómodos por el simple hecho de ir más arreglada es una de las principales causas de caídas en embarazadas, ya que en lugar de corregir el desequilibrio característico, lo acentúa.

    Si has recibido un golpe, ve a urgencias

    En el caso de que hayas recibido un golpe, deberás acudir rápidamente a urgencias aunque no te hayas lastimado ni sientas ningún síntoma que te pueda hacer sospechar. Probablemente no haya sido nada, pero debes llevar todas las precauciones y revisar que el pequeño se encuentre en perfectas condiciones para evitar sustos innecesarios.

    Viajes y vacaciones