Navidad 2016

Cómo puede afectar a tu salud la obsesión por quedarte embarazada

Cómo puede afectar a tu salud la obsesión por quedarte embarazada

La obsesión por tener un hijo causa enormes problemas para la salud física y psicológica de las mujeres. ¡Te los contamos!

por en Fertilidad y ovulación, Mamá
    Cómo puede afectar a tu salud la obsesión por quedarte embarazada

    Tener un hijo es una de las decisiones más importantes de toda persona, y es que sabemos que nuestra vida cambiará por completo. Hay mujeres que llegan a obsesionarse con dar este paso pero, por desgracia, la concepción no llega justo cuando queremos. ¿Quieres saber cómo puede afectar a tu salud la obsesión por quedarte embarazada? ¡Sigue leyendo!

    Tomar la decisión de quedar embarazada es muy complicada, ya que requiere estudiar detalladamente los pros y los contras de la situación y estar muy segura de si contamos con el tiempo y los recursos necesarios para mantener al pequeño. Sin embargo, una vez hemos decidido que queremos ser mamás, nos esforzamos al máximo para quedar embarazadas enseguida.
    Al principio, la búsqueda del embarazo puede ser muy emocionante, pero según va pasando el tiempo nos vamos ofuscando con la concepción precisamente porque pensábamos que era mucho más rápido quedar embarazadas. Es aquí cuando comienza a surgir el problema obsesivo por la maternidad, los cuales trae una serie de consecuencias muy negativas para tu propia salud.
    En primer lugar, el nivel de estrés aumenta considerablemente y, con ello, se da una alteración hormonal que dificulta en gran medida la gestación. Esta ansiedad se eleva hasta tal punto que lo único que buscamos es concebir, dejando a un lado todo lo que ello significa: el amor de la pareja y el amor propio.
    Los momentos de intimidad con tu pareja perderán toda su magia y se convertirán en una obligación, reduciéndose tus niveles de serotonina y dopamina, y fomentando la aparición de problemas depresivos.

    Para curar esta obsesión por tener hijos debes recordar siempre que no son un capricho que podamos tener cuando queramos, sino que vienen cuando deben hacerlo.

    Es posible que te hayas sentido menos mujer por no poder concebir, pero has de saber que es una sensación muy habitual y que viene derivada del estrés causado por la obsesión.
    La mejor de las recomendaciones es tranquilizarse y continuar tu vida como lo hacías antes de tomar tu decisión, ya que en ocasiones este proceso llega a alargarse hasta más de un año. Eso sí, tratando de avivar la pasión y teniendo esos momentos íntimos pensando únicamente en vosotros y no en lo que vendrá después. Te aseguramos que estando relajada y no pensando continuamente en el tema, tus niveles de estrés descenderán y tus hormonas funcionarán correctamente, favoreciendo el proceso de fecundación. Por supuesto, también es recomendable consultar con un médico especializado todas las dudas que podáis tener tanto tú como tu pareja. ¡Vendrá cuando menos lo esperéis!

    548

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Fertilidad y ovulaciónMamá

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares