Cómo quitar la pereza: Método Kaizen para niños

Conoce el método japonés Kaizen para acabar con la pereza de los más pequeños de la casa.

por , il

    Cómo quitar la pereza: Método Kaizen para niños

    ¿Conoces el método japonés Kaizen para quitar la pereza a los niños? Igual que nos ocurre a nosotros, muchas veces los más pequeños de la casa se eternizan al realizar tareas de lo más sencillas: lavarse las manos, ponerse el pijama, recoger los juguetes… Porque están cansados, porque nos les apetece o porque les da pereza. Ahora hay una técnica que puedes emplear y que es de lo más efectiva.

    Método Kaizen para quitar la pereza de los niños

    Ya sea por la mañana nada más despertarse, por la noche después de un largo día de cole o a la hora de la merienda; siempre suele haber un momento del día en el que tu hijo o hija se vuelve perezoso y le cuesta mucho hacer tareas simples cotidianas, por no hablar del rato en el que tiene que hacer los deberes… Y son en esos instantes cuando te ves a ti misma diciéndole las cosas una y otra vez para que haga lo que tiene que hacer… repetir el mismo mensaje, en ocasiones, tiene el efecto contrario y solo logra que esas labores sean aún más tediosas para tu hijos. Veamos cómo nos puede ayudar el método japonés conocido como la regla del minuto.

    El creador de dicha técnica es el japonés Masaaki Imai, quien piensa que es una forma eficaz para la vida diaria. Una vía idónea para cambiar de forma constante y paulatina sin aparente esfuerzo aquello que a tus hijos les parece más aburrido.

    El Método Kaizen japonés, cuyo significado es “sabiduría para cambiar algo”, nos explica cómo poner fin a la pereza a la hora de realizar determinadas tareas y conseguir a la vez hacerlas bien y completas. ¿Cuántas veces empieza a recoger la habitación tu niño y de repente lo deja a medias sin más?

    El método consiste en destinar tan solo un minuto a realizar la tarea en cuestión que supone tanto trabajo para los menores; eso sí, debe ser realizada siempre a la misma hora. Por ejemplo: tu hijo se niega a poner la mesa, pues todos los días a la misma hora durante un minuto deberá ponerla. ¿Cómo motivarle? Prueba con un reloj o una alarma; dile que se trata de un juego para ver cuántos platos pone en ese tiempo… Frases como esta le serán de gran ayuda. Él verá que es muy poco rato y no tendrá reparo alguno en ponerse manos a la obra.

    El objetivo del Método Kaizen contra la pereza

    ¿Cuál es el objetivo de este método? ¿Por qué emplear tan solo un minuto? Lo que pretende es que sea novedoso para el niño, y al tratarse solo de 60 segundos, no lo verá como algo aburrido. Llegará un momento en el que el pequeño tenga interiorizada la tarea y la haga sin más, llegará a completarla sin ni siquiera acordarse del reloj que marcaba los 60 segundos. Puedes ir aumentando también el tiempo, primero un minuto los primeros días, luego dos, tres… Será un juego para él.

    Este método japonés nos enseña que si sustituimos una gran meta por otra algo más pequeña, superarla será más sencillo y nos será de gran ayuda para alcanzar el objetivo final.

    Recuerda que cada niño va a su ritmo, que todos aprenden con el ejemplo y que es vital establecer una comunicación sólida y una base de confianza y respeto mutuo para lograr grandes resultados. Recuerda también promover hábitos saludables como el deporte o la lectura, para transmitir al menor que lo importante es avanzar poco a poco con perseverancia.

    También te puede interesar: Método Kaizen: Elimina la pereza en 1 minuto y Escucha activa en niños: Consejos para saber escuchar a tus hijos