Cómo reciclar la cuna: Ideas DIY

Cómo reciclar la cuna: Ideas DIY

¿Qué hacer con la cuna cuando los niños crecen? Toma nota de las originales ideas que podrás poner en práctica para darle los usos más curiosos

por en Consejos prácticos para mamás, Mamá, Consejos Bebés, reciclaje creativo
Ultimo aggiornamento:

    ¿Cómo reciclar la cuna? Antes de guardarla y dejarla olvidada en un rincón del garaje o del desván, ¿por qué no probar a reinventarla? La cuna es una pieza indispensable del mobiliario de la habitación del bebé, pero una vez que el más pequeño ya reclama su propia cama, es hora de pensar en qué hacer con la cuna. Echa un vistazo a la galería de imágenes que hemos seleccionado y sorpréndete con las originales ideas. Reciclaje creativo para darle un segundo uso a la cuna del bebé.

    Si optamos por reciclar la cuna, lo primero es pensar el nuevo espacio en el que la ubicaremos, tanto en interior como en exterior. Podemos reconvertir la cuna en sofá, estantería, escritorio…, todo es posible con un poco de estilo. Si necesitas un poco de ayuda, aquí tienes nuestras ideas para hacerlas tú mismo. Ideas para personalizar y reinventar la cuna.

    ¿Una cuna convertida en revistero? Sí, es posible. En lugar de dejar las revistas esparcidas por todas partes, ahora tendrás un lugar donde colocarlas y tenerlas ordenadas. Para ello, tan solo vamos a necesitar uno de los lados de la cuna, el que elijamos. Lo lijamos (si es de madera, lógicamente) y damos un color nuevo. Una vez seca la pintura, lo colocamos en la pared en posición vertical y utilizamos los barrotes para colocar sus revistas. Fácil, ¿no?

    Una idea para aprovechar la cuna y para disfrutar del espacio exterior.

    En este caso, podemos reconvertir la cuna en un sofá o banco para la terraza o jardín. Sólo hay que lijar, pintar y quitar una de las partes frontales (dejándola abierta) para crear una zona de asiento muy cómoda. Colocar encima del colchón alguna tela que nos guste y aporte colorido. Para rematar, podemos poner unos bonitos cojines para darle un toque más personal y hacer más cómodo el respaldo. Una tarea simple, incluso para aquellos que no son hábiles con la aguja e hilo.

    Si necesitas una mesa, la solución es la vieja cuna. Retira la parte frontal (el lado más cercano a nosotros) y la colocamos horizontalmente sobre la zona del colchón. Podemos fijarlo con tornillos y soportes, con pegamento de madera o con lazos de plástico transparente, para ocultar a los ojos. Esta parte se convierte en un estante sobre el que colocar libros y otros objetos que queremos tener a mano. En la parte superior, podemos colocar un tabla de madera (también podemos elegir cristal o vidrio) que hará las veces de superficie de la mesa.

    También te puede interesar: Cuna del bebé: 10 tips para prepararla y descubre las manualidades para hacer móviles de cuna para bebés.

    546

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásMamáConsejos Bebésreciclaje creativo Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares