Navidad 2016

Cómo reconocer a un niño prodigio

Cómo reconocer a un niño prodigio

¿Qué señales nos pueden hacer sospechar que nuestro hijo tiene un alto potencial intelectual? ¿Cómo ayudarle a crecer como persona?

por en Educación de los hijos, Mamá, Consejos Bebés
Última actualización:
    Cómo reconocer a un niño prodigio

    A todos los padres les preocupa dar a sus hijos la mejor educación, aquella que les forme como personas y fomente sus habilidades. Pero, ¿cómo reconocer si nuestro hijo/a es un niño prodigio? Es decir, con un cociente intelectual superior a la media. Un potencial intelectual que, lógicamente, habrá que ayudar a que sea capaz de desarrollar. Los niños prodigio suelen destacar en determinadas materias o áreas (música, pintura, matemáticas…), las cuales llegan a dominar con una asombrosa capacidad. Pero para ello deben contar con las herramientas educativas adecuadas y, sobre todo, con la ayuda de su entorno (padres, profesores…). No hay nada más importante para desarrollar las habilidades intelectuales y mejorar el aprendizaje que sentirse feliz.

    Aunque lógicamente cada niño es un mundo, sí hay una serie de rasgos o características comunes a los niños con un alto cociente intelectual. Su inteligencia es superior a la media y con frecuencia tienen una vivacidad y mayor curiosidad que sus compañeros. Esto no quiere decir que su vida sea más fácil, de hecho, precisamente esto puede hacer que tengan más dificultades para la inclusión escolar. Los niños prodigios son más vulnerables a padecer el denominado síndrome de déficit de atención o hiperactividad o problemas de aprendizaje. Los niños prodigio a menudo se aburren en clase, encontrando demasiado fácil, lo que le lleva a perder el interés, el contenido de las asignaturas de su curso. Esto hace que se distraiga durante la clase con facilidad, pudiendo afectar a la larga a su rendimiento académico.

    Por todos estos motivos, es importante reconocer y desarrollar las habilidades especiales de sus hijos. Los niños prodigio, destacan por la precocidad en el aprendizaje, excepcionales habilidades de memoria, curiosidad innata, el deseo de aprender y vivacidad intelectual. Por ejemplo, la capacidad de leer y contar ya a los 3-4 años, recordar fácilmente lugares y calles (incluso después de estar allí sólo una o dos veces) y la necesidad de explicaciones y argumentos detallados Éstas son, sin duda señales importantes. Los niños prodigio tienden a querer analizar y comprender todo lo que les rodea, y la búsqueda de la relación causa-efecto.

    Hoy en día se cuenta con centros educativos con programas de calidad y que potencian las habilidades del alumnado, incluidos los niños con cocientes intelectuales muy altos. Un buen punto de partida, y de apoyo, es resolver todas las dudas de la mano de la Asociación Española para Superdotados y con Talento, de ámbito nacional, lleva ya más de 20 años (desde 1992) al servicio y en ayuda de los superdotados, niños y sus familias, así como adultos.

    Un consejo para los padres es fomentar el desarrollo de la extraordinaria capacidad de estos niños, animándolos con actividades e intereses especiales. Es muy importante que no sea para ellos una obligación y, sobre todo, que puedan elegir las actividades a explorar.

    También te puede interesar: Hiperactividad infantil: Prevenir el fracaso escolar y descubre los beneficios de la música para los niños.

    652

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosMamáConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares