Navidad 2016

¿Cómo saber cuándo estás de parto? Señales inconfundibles

¿Cómo saber cuándo estás de parto? Señales inconfundibles

¿Cómo saber cuándo estás de parto? Señales inconfundibles para distinguir una falsa alarma de un inminente llegada del bebé. Especialmente en el caso de las madres primerizas, conocer estas señales será de gran ayuda.

por en Embarazo, Mamá, Parto y posparto, Consejos Bebés, dolor parto, Información Parto
Última actualización:
    ¿Cómo saber cuándo estás de parto? Señales inconfundibles

    Las contracciones, los cambios en el estado de ánimo y la rotura prematura de la bolsa son algunas de las señales inconfundibles de que el parto está más cerca de lo que pensamos. Especialmente en el caso de las madres primerizas, ¿cómo saber cuándo estás de parto?, ¿cuáles son las señales que no debemos confundir?

    Es complicado precisar el día exacto en el que se producirá el parto natural. Podemos fijar la fecha en que se saldrá de cuentas, pero lo cierto es que el parto puede adelantarse o retrasarse. Sí hay unas señales que son inconfundibles y que permiten a la mujer intuir si el nacimiento del bebé está cerca. Señales que además conviene conocer para evitar falsas alarmas y adelantarnos al acudir al hospital para dar a luz.

    El parto es, sin duda, el momento del embarazo más esperado y, al mismo tiempo, más temido. El proceso del parto tiene varias fases: fase de dilatación (contracciones para dilatar el cuello uterino), fase de expulsión del bebé y fase de alumbramiento (desde el nacimiento a la expulsión de la placenta). Antes del parto, se producen algunos signos indicadores. Son los denominados pródomos, los cuales pueden aparecer desde unas horas a días antes del nacimiento del bebé. En concreto, hablamos de:

    1. Alteración del estado de ánimo: Mayor irritabilidad, insomnio, nerviosismo e, incluso, pueden aparecer sofocos.
    2. Pérdida de peso en poco tiempo: Algunas mujeres pierden hasta un kilo.
    3. Contracciones de Braxton Hicks: Contracciones uterinas menos intensas que las que se producen en la fase de dilación, sin embargo, también pueden ser dolorosas y muy molestas. La diferencia principal es que éstas se mantienen estables, es decir, no aumentan en intensidad ni en duración. Al cambiar de posición o al descansar suelen remitir.

    4. Descenso del abdomen: El futuro bebé está empezando a colocarse, lo que puede provocar compresiones pélvicas con calambres en las piernas y dificultades para andar.
    5. El tapón mucoso es expulsado.
    6. El cuello uterino se reblandece.

    Hay tres señales que son inconfundibles y que anuncian que el parto va a ser inminente, por lo que conviene acudir lo antes posible al centro hospitalario.

    1. Contracciones del parto: Además de provocar un dolor intenso, son rítmicas y con intervalos cada vez más cortos. Al principio, entre contracción y contracción suelen mediar unos 30 minutos, hasta reducirse a cinco, la frecuencia habitual en la fase de dilatación del parto.
    2. Rotura de la bolsa: La bolsa de agua (de ahí la expresión romper aguas) suele romperse al final de la fase de dilatación, pero también puede ocurrir antes, anunciando que el parto está a punto de producirse.
    3. Dilatación del cuello uterino hasta los 3-4 centímetros: señal de que el parto ha comenzado.

    Como medida preventiva hay que tener en cuenta un par de aspectos: Si la mujer nota dolor de cabeza, de abdomen o hinchazón anormal de brazos y piernas, hay que acudir al hospital, para descartar que pueda ser un síntoma de preclampsia; al igual que si las contracciones aparecen antes de cumplir la semana 37 de embarazo, ya que podría tratarse de un parto prematuro.

    También te puede interesar: Preparación al parto en vacaciones: consejos para relajarse y evitar riesgos y Epidural en el parto: en qué consiste y cuándo se pone.

    722

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoMamáParto y pospartoConsejos Bebésdolor partoInformación Parto

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares