Navidad 2016

Cosas que aprendes viviendo con una madre fuerte

Cosas que aprendes viviendo con una madre fuerte

¿Tienes una madre fuerte? Descubre las cosas que has aprendido viviendo con ella. ¡Cuánto te ha enseñado sin que te dieras cuenta…!

por en Mamá, Maternidad
    Cosas que aprendes viviendo con una madre fuerte

    Nuestra madre siempre va a ser nuestra guía en la vida, y es que no habrá persona en el mundo que nos quiera tanto como ella. Pero su papel no acaba ahí, sino que el hecho de que hayamos sido bendecidas por una madre que muestre carácter y valentía a la hora de afrontar los obstáculos que puedan surgir nos ofrece la valiosa oportunidad de aprender de ella. Te contamos las cosas que aprendes viviendo con una madre fuerte. ¡Seguro que te identificas con todas!

    Existen otros tipos de amor que pueden llegar a ser mucho más poderosos que el que sientes por tu pareja, como por ejemplo el de una madre y una hija. Has comprobado tú misma cómo tu madre ha sacrificado su tiempo, su dinero y su vida para asegurar tu felicidad. Cuando tengas un hijo, si es que no lo tienes ya, aun serás capaz de entenderla más a fondo.

    Tu madre siempre va a querer tu felicidad, aunque no siempre va a saber expresarlo correctamente. Puede que prohibirte hacer algo no fuera la mejor forma de decirte que el chico con el que estabas saliendo no te convenía pero, ¿a que acertó?

    No todas las personas que parecen rudas lo son realmente. De hecho, las personas que parecen más cerradas, confiadas en sí misma y fuertes son las que esconden uno de los corazones más puros y sensibles del planeta.

    Desgraciadamente, todos hemos vivido momentos difíciles a lo largo de nuestra vida. Es precisamente en ese instante de incertidumbre donde tu madre ha salido adelante y ha conseguido sacar a flote tanto a ti como a toda tu familia. Ha demostrado que no necesitas ser perfecta y que solo necesitas creer en ti para ayudar a los demás y conseguir devolver la felicidad que un día se marchó.

    Aunque la mayoría de personas crean que nunca vas a conseguir lo que te propongas o que piensen que los objetivos que te has marcado no te llevarán a ningún sitio, vas a seguir adelante hasta alcanzarlos. ¿Y sabes por qué? Porque tu madre hizo precisamente lo mismo.

    Has visto durante toda tu vida cómo tu madre se esforzaba por traer dinero a casa, por hacer todas las tareas domésticas, por cuidaros… y también cómo todo su esfuerzo ha sido ninguneado por algún hombre por el simple hecho de ser mujer.

    ¡Tenemos que cambiarlo por ellas!

    Por muy mal que lo estés pasando y por difícil que se pongan las cosas, tu madre te ha enseñado que hay que seguir adelante pase lo que pase, que rendirse no es una opción.

    Con una sonrisa eres capaz de alegrar el día a otra persona, y esto es precisamente lo que hacía a diario contigo a pesar de toda la carga que llevaba sobre sus hombros. Por muy difícil que sean las cosas, por muy estresada que puedas sentirte… siempre deberás tener tiempo para una sonrisa.

    Desesperarte por conseguir algo no es productivo. Tu madre sabe muy bien que cuando las cosas no marchan bien o cuando nuestros objetivos están más lejos que nunca, lo mejor es ser paciente. Incluso cuando no sabemos qué camino tomar debemos serlo, ya que si no sabemos qué hacer, lo mejor es esperar a que surjan nuevos caminos.

    Son muchas las inseguridades que brotan cuando pensamos en el simple hecho de convertirnos en mamás y no deja de rondar por nuestra cabeza la misma pregunta: ¿seré capaz de hacerlo bien? Es precisamente en ese momento cuando ella aparece y te dice con voz firme que eres capaz de todo. ¿Y sabes lo mejor? Con su ejemplo vas a convertirte en la mejor madre del mundo.

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que también eches un vistazo a las frases más bonitas que dedicar a una madre.

    887

    ESCRITO POR PUBLICADO EN MamáMaternidad

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares