Crecer con dos madres lesbianas asegura mejor salud mental

Un estudio científico revela que crecer con madres lesbianas asegura mejor salud mental y menos problemas psicológicos y sociales.

por , il

    Crecer con dos madres lesbianas asegura mejor salud mental

    Según un estudio danés crecer con dos madres lesbianas asegura mejor salud mental, presentan a su vez una menor probabilidad de desarrollar problemas psicológicos. Te damos todos los detalles.

    Los beneficios de crecer con dos madres lesbianas

    Según informa un estudio danés llevado a cabo por la Universidad de Copenhague, los hijos educados por parejas de madres lesbianas tienen menos probabilidades de desarrollar problemas psicológicos que los niños criados en familias tradicionales. Dicho estudio da a conocer que tan solo el 2% de los niños criados por madres lesbianas ha necesitado en algún momento del consejo de un experto infantil o psicólogo.

    Es una de las primeras veces que un estudio tiene en cuenta la variable de ser educado por dos madres. Según comenta la directora del estudio Merete Lauberg: “Se trata de niños que han crecido junto a mujeres que han aprendido a aceptarse. Podemos imaginar que estas mujeres han vivido situaciones existenciales complicadas que han logrado superar. Han tenido que enfrentarse a una situación que las coloca fuera de la norma, lo que ha podido hacerlas más fuertes y resistentes. Están más seguras de sí mismas”.

    Y añade otros factores a tener en presentes: “Su deseo de tener hijos es, con frecuencia, más profundo y reflexivo. A menudo son, además, algo mayores que la media, lo que les puede aportar cierta madurez. Todo ello podría contribuir al bienestar del niño, que puede heredar esta fortaleza y confianza. Pero para saber más sobre esto es necesario llevar a cabo estudios cualitativos”.

    Madres lesbianas : educación de los hijos

    El hecho de ser algo diferente a los demás, puede crear confusión y frustración sea cual sea la situación, más aún cuando se trata de niños pequeños. Por eso es importante que los niños criados por dos personas del mismo sexo puedan hablar con sus padres sobre la situación y sus sentimientos en cualquier etapa de su vida, algo fundamental para que se críen fuertes y seguros de sí mismos.

    Actualmente son varios los estudios científicos que han demostrado que los niños y niñas que se crían en un entorno de padres o madres del mismo sexo, son más felices y aprenden a aceptar a los demás tal y como son, sin prejuicio alguno. Una vez llegan a ser adultos, su estilo de vida es más sano y equilibrado. A su vez, las investigaciones revelan que los niños educados por madres tienen relaciones de éxito con sus amigos y amigas.

    Los niños se ven influenciados en gran medida por la forma de pensar y actuar de sus padres, así como por las decisiones cotidianas que toman. Es vital que como adultos, se involucre a los hijos de forma honesta y sensata, para que su nivel de desarrollo mental sea óptimo.

    Muestra amor incondicional a diario, habla con ellos, relaciónate con familias como la tuya para que vean la normalidad de la situación y pasa cuanto más tiempo con tus hijos mejor. Una técnica que usan las madres lesbianas y que bien sirven para cualquier unidad familiar.

    También te puede interesar: Coeducación: Qué significa educar en igualdad y claves para hacerlo y Actividades que despiertan la creatividad en los niños