¿Cuál es la mejor forma para que los niños aprendan idiomas?

Aprender idiomas ya es algo clave en la educación de los niños. La pregunta es: ¿cuál es la mejor forma? Descubrimos los mejores métodos de aprendizaje.

por , il

    El aprendizaje de idiomas es importante desde el punto de vista académico y también son cada vez más los padres que lo consideran una parte esencial de la educación de sus hijos desde sus primeros años. Lógicamente, una de las principales dudas viene a la hora de elegir el método más adecuado, elección en la que hay que tener en cuenta, entre otros factores, la edad del niño o el idioma que hablan los padres. Para ayudar a los padres a elegir contamos con la opinión de los expertos en desarrollo de aplicaciones para niños Monkinum que han seleccionado cuatro métodos ideales para que los más pequeños de la casa aprendan de una forma fácil y eficaz.

    1. One Person One Language (OPOL)

    Es el más adecuado para los niños cuyos progenitores hablan diferentes idiomas. Los bebés identifican el idioma con el interlocutor (mamá o papá), cambiando de registro en función de quién esté hablando o dirigiéndose a ellos. Cada progenitor tiene que hablar el idioma prioritario de forma natural.

    2. TPR Total Physical Response

    Método creado por James Asher en 1965, está considerado como el más adecuado para los bebés, incluso cuando todavía no han empezado a hablar, pero no pierden detalle de lo que escuchan. Papá o mamá pueden dar indicaciones, fijar patrones o jugar a distintos juegos, y el niño responderá físicamente al indicador.

    3. Fonética sintética

    Utilizado por los profesionales de la enseñanza nativos, para niños a partir de los 2 años, momento en el que pueden adaptar su aparato fonador para pronunciar los fonemas ingleses igual que los anglosajones. Aprenden a hablar y comprender el idioma antes de leer y escribir, como con la lengua materna.

    4. Preview Review

    Método para niños a partir de 3 años que consiste en traducir de manera simultánea cada palabra y concepto, haciendo varias repeticiones. Se deben utilizar frases cortas y claras para asimilarlas. Es un método pensado para los niños que no han tenido contacto con otro idioma en los primeros años.

    5. Herramientas didácticas

    Además de estos métodos didácticos, es importante complementar el aprendizaje con herramientas que enseñan a través del juego, como cuentos, vídeos en inglés o aplicaciones como Lingokids que ponen a nuestro alcance multitud de recursos (grafías, sonido, música…). Aprender será muy fácil.

    Viajes y vacaciones