Navidad 2016

Cuidados espalda: ¡No te olvides de ella!

Cuidados espalda: ¡No te olvides de ella!

Cuidados espalda: ¡No te olvides de ella! Es una de las partes más importantes de nuestro cuerpo, por lo que debemos tratar de mantenerla fuerte y sana. El estrés, la mala alimentación, la falta de actividad física o, incluso, el tabaco, pueden provocar molestias en la espalda, uno de los trastornos por cierto que más afecta a las mujeres durante el embarazo.Cuidar nuestra espalda pasa por seguir, de entrada, una serie de consejos saludables.

por en Embarazo, Enfermedades frecuentes, Mamá, Molestias En El Embarazo, Prevención, Salud de Mujer, Consejos, Músculos
Última actualización:
    Cuidados espalda: ¡No te olvides de ella!

    Cuidados espalda: ¡No te olvides de ella! Es una de las partes más importantes de nuestro cuerpo y, por tanto, requiere de una serie de cuidados y atenciones para tener una espalda fuerte y sana. La firmeza de los músculos y la flexibilidad a la hora de realizar movimientos son las dos premisas para tener una espalda saludable. Los dolores de espalda, en el caso de las mujeres, son uno de los problemas más frecuentes durante el embarazo, aunque también se pueden deber a otras muchas causas.


    ¿Sientes molestias en la espalda? La mayoría de las veces no hacemos demasiado caso a las primeras señales que nos envía nuestra espalda, sin embargo, es una de las partes más importantes de nuestro cuerpo. Tener una espalda sana y fuerte nos ayudará a prevenir las molestias, dolores y problemas más serios. Los dolores de espalda suelen acompañar, en el caso de las mujeres, al embarazo, pero hay otras causas que nos obligan a prestarle atención. Los dolores suelen aparecer en hombros y cuello, la zonas donde más tensión acumulamos, por lo que el estrés tampoco es un buen aliado de nuestra espalda.

    Los dolores de espalda pueden ser síntoma, entre otros, de lumbalgia (los músculos se contraen y el movimiento de espalda produce dolor. En este caso, la cura pasa fundamentalmente por mantener reposo) o de una enfermedad reumática (hernia de disco, por ejemplo).

    Cuidar nuestra espalda es tan sencillo como seguir una serie de consejos:

    • Realiza alguna actividad física de manera habitual. El deporte más completo, sobre todo cuando hablamos de mantener en forma la espalda, es la natación, aunque también ayuda practicar footing, dar largos paseos o hacer bicicleta. Recuerda, antes de empezar cualquier actividad, calienta los músculos.
    • Otros ejercicios recomendables son la práctica de yoga o pilates.
    • Evita los movimientos bruscos y el coger sobrepeso.

    • Evita permanecer demasiado tiempo sentada. Si tienes un trabajo sedentario, es conveniente realizar descansos, de al menos cinco minutos, aproximadamente cada media hora. Y, sobre todo, al sentarnos hay que tratar de evitar las posturas imposibles. Lo más recomendable, la espalda recta y los brazos apoyados.
    • Si trabajas con ordenador, procura que la pantalla esté a la altura de tus ojos, porque de lo contrario te obliga a mantenerte ligeramente inclinada.
    • Evita los zapatos de tacón demasiado alto. Los más adecuados son los de tacón medio, a ser posible ancho.
    • En el caso de los niños, evita que lleven más peso del debido. Sustituye las mochilas tradicionales por las de ruedas.
    • Si eres fumador, los problemas de espalda son otro buen argumento para dejarlo, ya que lejos de aliviar, los incrementan.
    • A la hora de dormir, procura hacerlo en posición fetal, de lado, y con las piernas flexionadas.

    Otro de los aspectos a tener en cuenta es la alimentación, la cual influye directamente en cada parte de nuestro cuerpo.

    617

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoEnfermedades frecuentesMamáMolestias En El EmbarazoPrevenciónSalud de MujerConsejosMúsculos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares