Navidad 2016

Curvas de crecimiento recién nacidos: ¿Qué son?

Curvas de crecimiento recién nacidos: ¿Qué son?

La altura, el peso y el tamaño de la cabeza son las variables que establecen las curvas de crecimiento del bebé desde el primer mes de vida hasta los 3 años. La curva de crecimiento nos permite saber si el niño crece adecuadamente.

por en Desarrollo y crecimiento del bebé, Mamá, Consejos Bebés
Última actualización:
    Curvas de crecimiento recién nacidos: ¿Qué son?

    Una de las principales preocupaciones de los padres es, sin duda, que el niño crezca sano, y ello también implica que variables como la altura y el peso se sitúen entre las medias fijadas para los niños de su misma edad. Vamos a ver, más detenidamente, en qué consisten las curvas de crecimiento, cuya información resulta muy valiosa para determinar si el más pequeño tiene la altura y el peso adecuado a su edad.

    Las curvas de crecimiento son sólo gráficos, complementados periódicamente con el peso y la altura del bebé, lo que nos irá indicando si el crecimiento se está produciendo en la forma normal, o si hay posibles problemas. Las curvas de crecimiento son una herramienta básica que se utilizan desde la segunda mitad del siglo pasado por los pediatras. Esquemas de referencia revisados periódicamente, corregidos y adaptados a lo largo de los años.

    Hay dos curvas de crecimiento, una que rastrea los cambios que se producen en la altura del niño, y otra para ir comprobando cómo va ganando peso a lo largo de los meses. Hasta la edad de 2-3 años, la curva de crecimiento puede ser el principal indicador de la salud del niño, tanto en lo relativo a la altura como en los cambios en el peso. Hasta los tres años las variaciones en la altura son un indicador importante en esta fase de desarrollo.

    Visualmente es un gráfico. Un gráfico similar a los que se utilizan en la escuela y que acompañan a algunas operaciones matemáticas.

    Hay dos ejes, que se originan desde el mismo punto y son perpendiculares uno al otro. A lo largo del eje horizontal marca la edad del niño y a lo largo de la vertical, el peso en kilogramos, o si la curva epara el peso, la altura en centímetros. Al unir los puntos que van resultando se obtiene una línea o curva de crecimiento. Esta línea tendrá que ser, cuando se trata de un crecimiento normal, paralela a la curva de crecimiento de referencia (es decir, tanto el peso como la altura deben estar entre las medidas fijadas para los niños de su misma edad).

    Las curvas de crecimiento son herramientas de observación y diagnóstico importante que los pediatras, útiles para enmarcar el crecimiento del niño y averiguar si su desarrollo en los primeros meses de vida está dentro de los parámetros considerados normales. Si bien es cierto que el crecimiento del cuerpo, sus etapas y sus características no son una constante igual para todos, también es cierto que este proceso de evolución sigue una trayectoria similar en todos los niños. Un desarrollo en etapas que los padres y el pediatra pueden vigilar, gracias a las curvas de crecimiento. En particular, con respecto a las diferencias de género, hay curvas de crecimiento dedicados a los niños y las curvas elaboradas para las niñas, ya que los niños tienen ritmos de crecimiento diferentes.

    También te puede interesar: Etapas de crecimiento en los niños y Dieta infancia: alimentos para estimular el crecimiento.

    630

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Desarrollo y crecimiento del bebéMamáConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares