Navidad 2016

Dar a luz: Diferencia las falsas alarmas de los síntomas reales

Dar a luz: Diferencia las falsas alarmas de los síntomas reales

Dar a luz: Diferencia las falsas alarmas de los síntomas reales. Te contamos cuáles son los signos de falsa alarma ante un parto, y cuáles los que aparecen ante un parto inminente.

por en Embarazo, Mamá, Parto y posparto, Consejos Bebés
Última actualización:

    Momento del parto

    Dar a luz: Diferencia las falsas alarmas de los síntomas reales. Muchas mujeres, en su mayoría primerizas, tienen serias dudas acerca de cuándo será el momento perfecto para acudir al hospital para dar a luz a su hijo, y no tener que hacer el ridículo más espantoso yendo y viniendo cada dos por tres. Los síntomas son muy claros cuando el bebé está listo para nacer, y lo más importante es no perder los nervios, ya que le afectará directamente al feto. Descubre cuáles son las señales claras para saber si estás a punto de dar a luz, y planifícalo todo hasta el más mínimo detalle, ya que es un momento inolvidable.

    Cuando una mujer se queda embarazada, normalmente le atacan a diario miles de dudas que se pueden solucionar fácilmente con los libros o revistas sobre este tema, o consultando directamente a tu médico, pero hay un momento que nadie puede prever, el momento del parto.

    Normalmente las mujeres dan a luz en torno a la semana 40, aunque el día exacto es imposible predecirlo, y es que algunos niños se adelantan, y otros se retrasan, dependiendo de cada una de nosotras y de nuestro estilo de vida.


    Muchas mujeres tienen un verdadero problema sobre si sabrán con certeza cuándo ir al hospital para dar a luz, y no tener que ir a la clínica tan sólo por una falsa alarma, aunque si ocurre, no pasa absolutamente nada, ya que no serás ni la primera, ni la última.

    Durante las semanas previas al momento del parto, notarás que la forma de la tripa cambia y baja, permitiéndote respirar mejor, pero a la vez te producirá una presión en la vejiga que te hará ir al baño constantemente, esto quiere decir que el feto ya se ha dado la vuelta y está boca abajo, aunque algunos bebés lo hacen justo antes de nacer.

    Otra falsa alarma son las llamadas contracciones de ‘Braxton Kicks’, que son bastante parecidas a las contracciones del parto, aunque mucho más leves, y que al contrario de éstas, en lugar de intensificarse, van calmándose poco a poco.


    El síntoma más claro de que vas a dar a luz en unas pocas horas, es lo que se denomina normalmente ‘romper aguas’, o rotura de la bolsa con el líquido amniótico, del que hay que conocer perfectamente qué es y como actuar si se pierde.

    En ese momento debes acudir al hospital o la clínica, ya que el bebé estará desprotegido sin ella.

    Si por el contrario todavía no has roto aguas pero has notado el comienzo de unas contracciones que cada vez se hacen más fuertes, debes contar los minutos entre cada una de ellas, y no acudir al hospital hasta que sucedan cada pocos minutos, ya que muchas mujeres están varios días con ellas, y por supuesto llevar a cabo lo aprendido en las clases de preparación al parto, como aprender a respirar.

    También deberás acudir urgentemente al hospital si notas fuertes dolores de cabeza, dolor en el abdomen constante, el líquido amniótico oscuro o con sangre, o una inactividad del feto preocupante, que ni siquiera llega a los 19 movimientos diarios, ya que puede ser que haya habido alguna complicación.

    Ahora ya sabes perfectamente cuándo acudir al hospital para dar la bienvenida a tu pequeño, así que prepárate, y ¡enhorabuena!

    751

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoMamáParto y pospartoConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares