Navidad 2016

¿Deben los niños adoptados saber la verdad?

¿Deben los niños adoptados saber la verdad?

¿Debe un niño adoptado saber la verdad?, ¿qué sucederá si se entera por terceras personas? Son muchas las preguntas, pero solo dos respuestas, sí o no.

por en Adopción, Mamá, Consejos Bebés
Última actualización:
    ¿Deben los niños adoptados saber la verdad?

    ¿Deben saber los niños adoptados la verdad?, ¿cuándo hay que contárselo? La respuesta a ambas preguntas genera, sin duda, opiniones encontradas. Generalmente cuando los padres optan por guardar silencio lo hacen convencidos de que así protegen al niño, pero también hay que tener en cuenta qué podría suceder si se enterara por personas ajenas a la familia o, si llegado a la edad adulta, descubriera la verdad. Y hay otro aspecto fundamental que no podemos olvidar, y es que nuestra salud depende de la herencia genética, por lo tanto, saber la verdad puede ser fundamental para adelantarse al diagnóstico de determinadas patologías o para entender la causa real de un problema de salud.

    En estas situaciones, no tan hipotéticas, ¿no es mejor que sepa la verdad? Contarlo, aunque en un primer momento pueda resultar desconcertante para el niño, será la mejor manera de establecer una relación basada en la absoluta confianza y honestidad entre padres e hijos. El secreto mantenido durante años, sobre algo que concierne directamente a una persona que en su vida adulta tendrá que tomar decisiones sin conocer algo que en algunos casos puede cambiar su vida, también puede traer reproches y deteriorar la relación. Como padres, además de proteger a los hijos, tenemos la responsabilidad de ponernos en su lugar.

    Es el momento de hacernos la pregunta: ¿si fueras él o ella, querrías saber la verdad?

    Lógicamente, cuando el niño desconoce que es adoptado es porque cuando se realizaron los trámites legales era muy pequeño para recordarlo. En estos casos, son los padres adoptantes los que deben decidir si le contarán la verdad o guardarán silencio. De igual manera, habrá que explicarle al niño, en el momento en que decidamos contárselo, los motivos que nos llevaron a realizar la adopción y por qué consideramos importante que lo sepa. Y, sobre todo, no debemos subestimar la inteligencia de nuestro hijo, porque a medida que se hace mayor puede sospechar o haberse dado cuenta de pequeños detalles, como por ejemplo, la ausencia de fotos de su madre embarazada en el álbum familiar.

    También te puede interesar: Adopción: ¿qué procedimiento hay que seguir? y descubre los 10 errores que todos los padres cometen.

    460

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AdopciónMamáConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares