Depresión y maternidad: Cómo ser madre cuando estás deprimida

La depresión afecta a muchas madres hoy en día, te contamos cómo actuar si eres madre y estás deprimida.

por , il

    Depresión y maternidad: Cómo ser madre cuando estás deprimida

    Dicen que solo hay una cosa más difícil que soportar una depresión, tener que hacer como si no pasara nada. ¿Cómo ser madre cuando estás deprimida? Es la pregunta que por desgracia muchas mujeres se hacen al convertirse en madres. Hablamos sobre las cosas que nunca debes olvidar y que te serán de gran ayuda.

    Maternidad y depresión

    Acabas de tener a tu bebé, todo parece maravilloso y emocionante, todos a tu alrededor se muestran felices con la llegada del pequeño y tú tienes sentimientos de lo más contradictorios: felicidad, tristeza, ansiedad, miedo, inseguridad… Algo que termina por desencadenar una depresión. Se ha hablado ya en muchas ocasiones de la depresión post parto pero, ¿cómo actuar si eres madre y estás deprimida? ¿Qué hacer si el miedo te invade y no sabes cómo comportarte? Contárselo a los demás, o guardarlo para ti sola, hablarlo con un experto o no darle mayor importancia. Cuestiones que parecen no tener una respuesta clara.

    Ser madre es significativo y a la vez agotador, por mucho que te hablen de ello, nunca sabrás de verdad lo que ocurre cuando tu bebé llega al mundo, ni sabrás cómo te vas a sentir. Tu vida cambia de la noche a la mañana, tus rutinas se ven alteradas y tus emociones están a flor de piel. “¿Y si no valgo para ser madre?” “¿Era esto lo que yo quería?” “Todo el mundo sigue con su vida y yo me quedo relegada a cuidar de mi hijo”. Preguntas y más preguntas que invaden todo tu ser.

    La depresión afecta a muchas mujeres hoy en día, de las cuales la mayoría no reciben tratamiento alguno, es más, ni siquiera se atreven a hablar de ello abiertamente. La depresión va más allá de unos sentimientos de tristeza o desazón, es un cambio radical en la calidad de vida física y mental de quien la padece.

    Cómo acutar si eres madre y estás deprimida

    Los padres que se ocupan de la depresión y la ansiedad, junto con la crianza de los niños, deben recordar esto:

    • Eres madre. Eres madre y lo eres al cien por cien. Ser madre y estar deprimida no significa que valgas menos, ni que hagas peor tu papel de madre, ni que seas irresponsable. Es un problema como otro cualquiera que no te incapacita como persona; recuerda esto cada vez que sientas que no puedes más.
    • El trabajo más difícil. Ejercer como padres es, probablemente, el trabajo más difícil del mundo. Parece que todos te cuestionan incluso tú misma lo haces en muchas ocasiones. Encontrar el equilibro entre trabajo y hogar es complicado para todos, no para ti sola.
    • Nadie es perfecto. Ni nadie lo es ni nadie debería pretender serlo. Tenlo claro en tu día a día.
    • No es culpa tuya. Nadie elige estar deprimido, aveces ayuda tomarse un respiro, unos instantes para una misma, para ver las cosas desde otro punto de vista.
    • Escribe lo que te preocupa. Hay días mejores, otros peores y hay algunas situaciones que solo empeoran tu condición; escribe un diario y anota todo lo que te preocupa, hasta las pequeñas cosas. Una terapia sencilla que suele dar grandes resultados.
    • Tú eres tú. Seas madre, soltera, joven, casada o cualquier otra cosa que se te ocurra, puedes sufrir una depresión en algún momento de tu vida. Recuerda que lo mejor es asumirlo y tratar de ponerle solución hablando con un especialista.

    Se madre cuando estás deprimida significa enfrentarte a varios desafíos, entre ellos el impacto que esto pueda tener en los hijos. Establece una rutina para toda la familia, saca algo de tiempo para ti, reconoce el hecho de que no es tu culpa y busca ayuda externa cuando sea necesario.

    Recuerda por último, que no tienes que lidiar con la depresión por tu cuenta. Busca apoyo de familiares, amigos y otros padres que estén pasando por lo mismo. También puedes evaluar la asistencia a una terapia psicológica para tener la ayuda profesional que quizás te haga entender ciertos aspectos de ti misma que te están haciendo sufrir en este momento.

    También te puede interesar: Maternidad y salud mental: Todo sobre las crisis psicológicas relacionadas a la maternidad y Cómo prevenir la depresión posparto: las claves